Medicamentos cubanos de placenta humana sanaron a los niños de Chernóbil

Por Maribel Acosta Damas.

Entre el año 1990 y hasta el 2011 Cuba organizó y desarrollo un Programa de atención médica integral, masivo y gratuito a niños y niñas relacionados con el accidente de Chernóbil.

La sede del Programase estableció en Tarará, un balneario al este de La Habana, cuyas condiciones ambientales excepcionales, recomendaban su uso para la atención masiva de pacientes. Llegó a ser el hospital con mayor número de camas en toda la isla.  Además ofrecía todo tipo de servicios y más de 400 casas estuvieron a disposición de los pacientes, familiares y guías que acompañaron a los niños y niñas. Tarará, en coordinación con otros centros hospitalarios e instituciones del Estado cubano hizo posible la atención integral a 26 mil 114 pacientes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

Las enfermedades dermatológicas de los niños y niñas de Chernóbil representaron casi la mitad de los padecimientos que presentaban todos, aunque en su mayoría tenían más de una enfermedad crónica.  Fueron el vitíligo, la alopecia  y la soriasis las mayores afectaciones dermatológicas de los niños y niñas de Chernóbil. Para su atención, Cuba aplicó tratamientos de Histoterapia Placentaria, una veintena de medicamentos únicos en el mundo, creados a partir de la placenta humana.

El  Dr. Carlos Miyares Cao, médico especialista en Ginecobstetricia y profesor de Farmacología de la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana, descubrió una sustancia con actividad estimulante de la pigmentación de la piel estudiando el metabolismo de placentas mantenidas con vida en condiciones de laboratorio.

La utilización exitosa en Cuba de dicha sustancia en el tratamiento de la enfermedaddermatológica conocida como Vitiligodeterminó que en los años 80 se iniciara la producciónpor la industria nacional de la Melagenina, un medicamento cubano y hasta ese momento sin existencia en el mundo. Ya en 1986, como consecuencia de la repercusión internacional originada por el nuevo método cubano del tratamiento del Vitiligo como un medicamento obtenido de la placenta humana, se funda el Centro de Histoterapia Placentaria bajo la Dirección del Dr. Carlos Miyares Cao con el objetivo de ampliar estas investigaciones. 

En 1987 se establece el Servicio Clínico Nacional e Internacional resultado del incremento en el número de pacientes de Vitiligo que solicitaban atención en Cuba con el nuevo medicamento y entre 1988  y 1991 comienzan a establecerse Centros para la atención a estos pacientes en otros países, iniciándose así la exportación de la Melagenina.

De este modo, las investigaciones realizadas y los resultados exitosos en su aplicación, determinaron la construcción de una planta que produce diversos medicamentos obtenidos de la placenta humana para otras patologías dermatológicas y una línea de cosméticos de gran eficacia para retardar el proceso de envejecimiento celular.

Para la atención de los niños y niñas de Chernobil, en Tarará se organizó un Centro de Histoterapia placentaria que atendió de manera integral a los pacientes y sus familiares o acompañantes.

En el propio Tarará se aplicaban los tratamientos y  junto al ambiente de sol y mar, los resultados fueron altamente efectivos.

Las estadísticas mostraron que de los niños y niñas afectados con vitíligo, más del 90 por ciento lograron la repigmentación de la piel. Y para aquellos que sufrieron de alopecia, en casi un 87 por ciento se obtuvo el crecimiento del cabello.  En cuanto a la soriasis, las mejorías alcanzaron un 95, 4 por ciento.

El 29 de marzo de 1990 llegó a Cuba el primer vuelo con 139 niños y niñas procedentes de las zonas afectadas por el accidente del cuarto reactor de la Central Electronuclear de Chernóbil. Comenzó una extraordinaria historia de solidaridad  e impacto médico y científico que duró por más de dos décadas. Los protocolos médicos utilizados fomentaron el uso de medicamentos producidos en la isla, cuyos resultados fueron efectivos y consintieron su experimentación en variadas enfermedades. En este marzo de 2020 se cumplen 30 años de la creación de ese programa humanitario. 

RL/ Fotos: Archivo Médico Cuba.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: