Revista estadounidense reconoce sistema de salud cubano frente al nuevo coronavirus

La respuesta del coronavirus en Cuba está avergonzando a otros países”. No, la frase no fue dicha por gobernantes o medios de prensa de la nación caribeña. Tampoco es un reconocimiento realizado por aliados históricos de la Isla. La idea anterior fue el titular de un artículo publicado por la revista estadounidense Jacobin, con sede en Nueva York.

El texto en cuestión reconoce las fortalezas del sistema de salud cubano frente a crisis como la provocada por la COVID-19, y resalta la vocación humanista y solidaria del gobierno de la Isla al recibir al crucero británico MS Braemar, varado en el Caribe con casos confirmados del nuevo coronavirus, o enviar médicos a varias de las naciones más afectadas por esta enfermedad.

Ben Burgis, profesor universitario estadounidense y autor del artículo, explica que Cuba está mejor posicionada que muchos para enfrentar la actual pandemia pues “combina un sistema médico completamente socializado, que garantiza la atención a todos, con innovaciones biotecnológicas impresionantes”.

Señala que uno de los medicamentos utilizados por China y otros países, para el enfrentamiento al nuevo coronavirus, es el antiviral Interferón Alfa-2B que se creó en Cuba. Además, argumenta que la Isla cuenta con 8,2 médicos per cápita, más del triple que en Estados Unidos (2.6) o Corea del Sur (2.4), casi cinco veces más que China (1.8) y casi el doble que Italia (4.1).

El artículo de Jacobin también rescata el historial de Cuba protegiendo a su gente frente a situaciones de emergencia. Y aunque reconoce que el nuevo coronavirus será un desafío más difícil que, por ejemplo, un huracán, explica las atinadas medidas que el gobierno cubano ha tomado para sobrellevar esta crisis.

“El turismo ha sido cerrado (un sacrificio particularmente doloroso, dada la importancia de la industria para la economía asediada de Cuba). Y la industria nacionalizada del cuidado de la salud no solo se ha asegurado de que miles de hospitales civiles estén listos para pacientes con coronavirus, sino que también hay varios hospitales militares abiertos para uso civil”, explica.

Burgis también destaca el espíritu humanitario e internacionalista que llevó a Cuba, no solo a permitir el atraque del Braemar, sino a enviar personal de salud a varios de los países más afectados por la COVID-19. Incluso a Italia, con un sistema de salud que ha colapsado frente a una pandemia completamente descontrolada.

Además, recuerda que no es la primera vez que Cuba envía médicos a lugares necesitados. Ya lo hizo durante el terremoto en Haití en 2010 y frente al brote de ébola en África Occidental en 2014, por solo poner un par de ejemplos. Incluso fuera de las emergencias temporales, explica el texto, la Isla ha enviado médicos desde hace mucho tiempo a trabajar en países pobres con escasez de atención médica.

El análisis publicado en Jacobin concluye diciendo que “el enfoque admirablemente humano y solidario del coronavirus debería humillar a quienes insisten en hablar de la nación isleña como si fuera una pesadilla interminable”.

AT/RL/ Foto de portada: Dominio Cuba, 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: