XXII Festival del Habano en Cuba: 4 millones 270 mil euros destinados al sistema de salud pública

Compartir

Por Laura V. Mor / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba. Fotos: Syara Salado Massip.

La Habana fue el epicentro durante toda esta semana del Festival del Habano, donde 2.200 participantes de 70 países se dieron cita para conocer las novedades de la mundialmente reconocida industria tabacalera cubana, que como pudimos ver, superó en número a la edición del año pasado.

En medio de una nueva escalada de presión en la política exterior estadounidense hacia Cuba, con medidas restrictivas que continúan recrudeciendo el bloqueo económico, comercial y financiero contra el pueblo cubano y buscan asfixiar la economía, se desarrolló uno de los dos eventos más importantes de puros Premium (el otro es Big Smoke y se realiza en Las Vegas, donde dadas las restricciones impuestas por Estados Unidos no es posible que el tabaco cubano sea exhibido ni comercializado directamente), contando con participantes de distintas partes del mundo; incluyendo estadounidenses que sortean las restricciones de viajes que su propio gobierno les impone.

Contamos actualmente con 155 Casas del Habano en 118 ciudades”, afirmó en la rueda de prensa inaugural el vicepresidente comercial de Habanos S.A., Leopoldo Cintra González, dando cuenta de las tres décadas de existencia de estas casas. A la vez, detalló que actualmente el grupo empresarial Habanos S.A. está negociando más de diez nuevos proyectos Habanos Specialist, dentro de los que Europa se mantiene como el principal mercado con un 53% de las ventas, seguido de América con un 18%, África y Oriente Medio con un 15% y Asia Pacífico con un 14%.

La comercialización de habanos cubanos, famosos por ser totalmente hechos a mano y por la calidad de las tierras donde se cultiva el tabaco, asciende a 145 millones en más de 150 países del mundo.

El año pasado Habanos S.A. alcanzó más de 500 millones de dólares en ventas por exportaciones. Si consideramos que los habanos cubanos no pueden comercializarse en un importante mercado como lo es el de Estados Unidos debido al bloqueo impuesto a Cuba por las administraciones estadounidenses desde hace más de medio siglo, la cifra es doblemente alentadora en vistas de este nuevo año y su aporte a la economía del país.

Todos esos éxitos no serían posibles sin la confianza de los aficionados que cada año asisten al Festival del Habano, y de las personas y empresas que apuestan por nuestras marcas” afirmó el vicepresidente de Desarrollo de Habanos S.A., José María López Inchaurbe.

La feria desarrollada principalmente en el Palacio de Convenciones de La Habana -donde también transcurrieron seminarios y clases magistrales de reconocidos expertos del mundo- contó en esta ocasión con 239 expositores de 39 países; lo que representa un 5% más que en la edición 2019.

Además, los participantes disfrutaron clases magistrales, catas y maridajes con vinos de la catalana Bodega López, así como visitas a plantaciones en San Antonio de los Baños y a las fábricas Partagás y La Corona, lo que permitió a los participantes conocer más de cerca sobre el cultivo del tabaco y el proceso de producción de los puros cubanos en su cadena de valor.

Esta XXII edición estuvo dedicada a las marcas Bolívar, Montecristo y Romeo y Julieta y contó con dos grandes lanzamientos: Bolívar Belicosos Finos Reserva Cosecha 2016 y Romeo y Julieta Oro Edición Limitada, habanos que pudieron ser degustados por los participantes durante la jornada.

El XXII Festival del Habano concluyó, luego de cinco días, con una noche de gala en el recinto ferial Pabexpo, donde tuvo lugar la tan esperada subasta de humidores repletos de tabacos Premium, celebrando el aniversario 145 de la marca Romeo y Julieta.

El primer humidor subastado fue donado por la familia de Simon Chase -quien falleció en marzo de 2019 después de encabezar durante varias décadas Hunters & Frankau, empresa distribuidora de habanos en Reino Unido- y vendido en un  monto de 380 mil euros. 

Le siguieron humidores confeccionados por artesanos cubanos: el de la marca H. Upmann en 270 mil euros, el de Partagás en 400 mil, Romeo y Julieta en 350 mil, Montecristo en 420 mil y el que tuvo la mayor puja y puso el broche de oro a la subasta de la noche: Cohiba, por dos millones 400 mil euros.

De esta manera, se alcanzó una cifra récord de recaudación que demuestra el creciente impacto  de la agroindustria tabacalera cubana en el mercado, a pesar de las condiciones desfavorables impuestas al país:

4 millones 270 mil euros que serán destinados íntegramente al sistema de salud público cubano, tan golpeado por las consecuencias del bloqueo pero que mantiene invariablemente el derecho a la gratuidad y la universalidad en el acceso para todos los cubanos y cubanas.

Así transcurrieron cinco días de un Festival que año a año sorprende a sus asistentes; donde la tradición, la comida típica, la música y la cultura cubana se entremezclan con el mundo de los puros, evidenciando cómo Cuba sigue -como cantaba Gloria Gaynor- «sobreviviendo»  a pesar de los intentos de aislarla y por qué ostenta el mejor tabaco del mundo.

Video: Syara Salado Massip / Edición: Victor Villalba Gutiérrez.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: