6 acciones que podría realizar EEUU en beneficio de la Humanidad ante la Covid-19

Más allá de sus intentos de politizar la pandemia, de mantener un enfoque escasamente cooperativo y de marcado carácter unilateral, el Gobierno de Estados Unidos, en la actual coyuntura, debería realizar algunos actos de buena voluntad y de profundo compromiso humanitario ante la comunidad internacional.

Al menos seis acciones demostrarían hoy su compromiso con la Carta de Naciones Unidas, el Derecho Internacional, los Derechos Humanos, y con los pueblos del mundo.

  1. Eliminar –completa, incondicional y definitivamente– todas las medidas coercitivas unilaterales aplicadas contra Cuba, Venezuela, Irán, Siria y otros Estados.

Hoy estas acciones son doblemente genocidas pues impiden, limitan o encarecen la compra por esos países de medicamentos, alimentos y otros insumos necesarios para prevenir y combatir la enfermedad. Queda nuevamente al descubierto que las sanciones estadounidenses no son contra gobiernos, sino contra los pueblos.

  1. Poner fin a los conflictos armados.

La única guerra que debería librar en estos momentos la civilización humana es la lucha contra la covid-19, la lucha por la vida. Solo desde 2001 hasta fines de 2020, el costo estimado de los «esfuerzos antiterroristas» de Estados Unidos en más de 80 países se calcula en 6,4 billones de dólares. ¿Cuánto podría financiarse con esos recursos en función de la eliminación de la pobreza, la lucha contra el hambre y el cambio climático, o en el combate contra las enfermedades? Estos datos no incluyen las pérdidas de vidas humanas ni los daños al patrimonio cultural y natural, ocasionados por sus aventuras bélicas. 

  1. Abogar por la condonación de la deuda externa de los países pobres.

Estados Unidos podría proponer al Fondo Monetario Internacional (FMI), así como a otros organismos multilaterales y Estados desarrollados, la condonación de la deuda externa de los países pobres, a fin de que no sea un obstáculo más entre los retos a enfrentar por esas naciones de cara a las drásticas consecuencias de la pandemia.

  1. Desplegar la cooperación y la solidaridad mundial.

Se necesita en este momento la acción política mancomunada e innovadora de las principales economías del mundo frente a la pandemia, más allá de posturas egoístas.

  1. Detener inmediatamente la campaña contra la colaboración médica que Cuba ofrece a otros Estados.

Brigadas cubanas combaten el nuevo coronavirus en numerosos países, salvando vidas y procurando la salud a los más necesitados. ¿Por qué la Casa Blanca despliega tal persecución contra los galenos caribeños, afectando a los pueblos necesitados?

  1. Tomar medidas efectivas en la prevención y el control de la pandemia al interior de Estados Unidos.

Hoy Estados Unidos es el país con la mayor cantidad de casos positivos al nuevo coronavirus en el mundo. El Gobierno de la nación más rica del planeta debería emplear todos los recursos necesarios para proteger a su población.

«Estados Unidos no está listo para esta pandemia porque nuestro Gobierno ha estado gastando dinero en cosas equivocadas (…). Las asignaciones de este año para la Administración de Alimentos y Medicamentos, los centros para el control y la prevención de enfermedades y los institutos nacionales de Salud, en conjunto fueron de 48.000 millones, menos del 1 % de los costos de las guerras», ha denunciado Catherine Lutz, de la Universidad de Brown.

Tomado de Granma.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: