Crónica policíaca en Cuba frente a la Covid-19

Por Orlando Oramas León.

La Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y otros destacamentos del Ministerio del Interior están desplegados y sumados hoy en Cuba en el enfrentamiento a la Covid-19.

No son efectivos armados aunque si están provistos de argumentos para convencer a la población de la necesidad de cumplir las medidas dispuestas por el gobierno a fin de cortar las trasmisiones del contagio, en particular el distanciamiento social.

Ellos están cada vez más visibles en ciudades y poblados, en los límites provinciales y municipales y son parte importante en la efectividad de las cuarentenas escalonadas que se deciden en zonas y localidades de la isla.

Mantener el orden resulta una de sus principales misiones, aunque el presidente Miguel Díaz-Canel les instó a ser más firmes frente a indisciplinas sociales y violaciones a las disposiciones del Plan nacional de enfrentamiento a la pandemia.

La víspera este reportero comprobó su accionar mientras hacía fila para adquirir alimentos en una tienda de víveres de la barriada del Vedado, en esta capital.

Hasta allí llegó una patrulla al mando de un oficial con rango de mayor. Le acompañaban dos efectivos de la PNR, incluida una uniformada.

Ella fue la encargada de imponer distancia prudencial entre los que allí hacíamos la «cola», como le llamamos en Cuba. También comprobaba que los presentes usaban el nasocubo o mascarilla.

Y el oficial aprovechó la ocasión para arengar: «Debemos cumplir con el distanciamiento social. Buena parte de los nuevos contagios (58 la víspera) anunciados por la televisión resultan personas sin síntomas de la enfermedad, lo cual la hace más peligrosa por su capacidad de transmisión».

Baste decir en favor de su arenga, que el último parte del MINSAP, hoy, reportó 49 casos nuevos del nuevo coronavirus, de ellos 26 asintomáticos.

El mayor utilizaba las mismas palabras del doctor Francisco Durán, jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, encargado de informar al país ante las cámaras de la Televisión Cubana, cada día a las 11 de la mañana, sobre la evolución de la Covid-19 en la isla.

Y luego el uniformado alertó: «Todos los días la tienda será surtida, las compras serán reguladas» y a continuación advirtió que se aplicará con rigor las leyes contra quienes sean partícipes de actos de acaparamiento de productos de primera necesidad.

En la propia jornada otro oficial de la PNR informaba desde una localidad del interior del país sobre la reducción de hechos delictivos en los últimos días.

Ello ocurre cuando, aunque crece el número de positivos por la multiplicación de pruebas entre la población, Cuba aún no ha llegado al llamado pico de la enfermedad.

Mientras tanto, la policía cubana hace lo suyo, con rigor, pero con la máxima de la persuasión para que la población se proteja y se cumplan las disposiciones gubernamentales.

Tomado de Prensa Latina/ Foto de portada: Yamil Lage /AFP. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: