Cuarentenas graduales y parciales frente a la Covid-19 en Cuba

Cuba estudia y aplica medidas de distanciamiento social en consonancia con la aparición de brotes locales de la Covid-19, y de acuerdo a los modelos que indican que el número de caos aumentará en las próximas cuatro semanas para luego decrecer progresivamente.

Al respecto el doctor Disnaldo Raúl Pérez González, director general del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, presentó al Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana una propuesta de cuarentenas graduales para contención de la propagación acelerada del nuevo coronavirus, y que su comportamiento se mantenga tal y como los expertos han avizorado.

Esta proposición se basa en cuarentenas intermitentes y por zonas que permitan aislar sólo algunos barrios en función del número de contagios, las cuales contribuyen a reducir y detener la propagación de la epidemia sin que colapse el sistema de salud, dijo el experto al diario Tribuna de La Habana.

Se trata de restringir las actividades y/o separar del resto de los ciudadanos a aquellos que no estén enfermos, pero que por razones justificadas se sospecha pueden desarrollar la enfermedad, de forma tal que se prevenga la posible propagación de la infección según el Reglamento Sanitario Internacional del 2005.

Explicó que la restricción se extendería hasta tanto haya desaparecido el riesgo de propagación, y usualmente se utiliza como medida de cierre el completamiento de al menos una vez el tiempo correspondiente al período de incubación máximo de la enfermedad sin que aparezcan casos (14 días) o dos períodos de incubación desde el último caso detectado (28 días).

La cuarentena se establecerá  teniendo en cuenta la situación clínico-epidemiológica y es aplicable a unidades cerradas, instalaciones de vida interna, localidades o poblados aislados, donde sea factible la limitación de entradas y salidas de personal; además requiere aprobación del nivel superior.

Las causales  para la adopción del reforzamiento del distanciamiento social son que exista un nivel de transmisión que represente un riesgo para la población, comportamiento social de riesgo y baja autorresponsabilidad, asentamientos cuyas condiciones de vida favorezcan la transmisión, grupos de población vulnerables, e instituciones que por sus características propicien un incremento de casos, señaló.

De hecho tales condiciones justifican diversos grados de cuarentena aplicados en locaciones y comunidades de la isla, y que hoy se anuncian en la occidental provincia de Pinar del Río, en particular el municipio de Guane, que reportó más  de una decena de casos positivos al nuevo coronavirus.

Las cuarentenas, según la propuesta, se realizarán de manera escalonada en tres niveles.

Una primera ocurriría para las zonas de poco riesgo y baja transmisión con un pequeño número de casos confirmados y sospechosos.

Otra modalidad, cuarentena parcial,  incluye medidas de reforzamiento de control en sitios de riesgo y/o transmisión media con un número de casos confirmados y sospechosos dentro de la media del territorio.

Y para las zonas de alto riesgo y/o alta transmisión con un gran número de casos confirmados y sospechosos el especialista recomienda la cuarentena total.

A la par, se incluyen las zonas de interés económico y social que deben continuar trabajando, en las cuales no se establecerán medidas de aislamiento, pero sí se crearán grupos de trabajo para la evaluación de sus riesgos epidemiológicos.

En su último parte epidemiológico, con cierre 11:59 pm del 22 de abril, el Ministerio de Salud Pública de Cuba confirmó 46 nuevos casos positivos para un total de mil 235 contagios. Tres mil 359 personas se encuentran ingresadas por sospechas y 365 están recuperadas.  En la isla fallecieron hasta ese balance 43 personas por la Covid-19.

OOL/RL

Foto de portada tomada de Prensa Latina 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: