Cuba espera una investigación exhaustiva sobre la agresión a su Embajada en Washington

Cuba espera una investigación exhaustiva y rápida sobre la agresión a su embajada en Washington, y que sus resultados sean compartidos con sus autoridades, afirmó este jueves el canciller Bruno Rodríguez.

En conferencia de prensa en la tarde, el Ministro de Relaciones Exteriores de la Isla manifestó sorpresa de que hubiesen transcurrido más de 12 horas del ataque a la sede diplomática, y las autoridades oficiales del Gobierno de Estados Unidos y de su Departamento de Estado no se hubieran puesto en contacto con las de la nación caribeña.

El jefe de la diplomacia de la Mayor de las Antillas dijo que tampoco se habían producido declaraciones oficiales, “ni siquiera tuits, que son tan frecuentes refiriéndose a Cuba de parte de funcionarios oficiales de los Estados Unidos y de su Embajada”, añadió.

Rodríguez comentó que, en una conversación sostenida al mediodía del jueves con Mara Tekach, encargada de negocios de la misión diplomática estadounidense en La Habana, le hizo estas observaciones e instó al Departamento de Estado a adoptar, con la mayor urgencia, las medidas que resulten necesarias para cumplir, de forma integral, la responsabilidad que le atribuye la Convención de Viena y garantizar la plena seguridad de la Embajada de Cuba y su misión permanente ante las Naciones Unidas en Nueva York, así como del personal y sus familiares.

El Canciller calificó como gravísimo y como agresión terrorista lo ocurrido en la madrugada, cuando un individuo disparó contra el edificio de la legación diplomática cubana, y presentó a la Encargada de Negocios norteamericana su enérgica protesta por el incidente.

¿Cómo reaccionaría el Gobierno de Estados Unidos ante un ataque como este a cualquiera de sus Embajadas?, inquirió el Ministro y reclamó a las autoridades estadounidenses las garantías de que no se repetirán hechos como este y que no quedarán impunes.

En el encuentro con Tekach, el jefe de la diplomacia del país caribeño llamó la atención sobre el tema de que esta agresión ha sido alentada, en cualquier caso, “por la creciente retórica” contra Cuba, en la que “están involucrados, de forma pública y sistemática, tanto el Secretario de Estado de los Estados Unidos como altos funcionarios de ese departamento a cargo de las relaciones con el hemisferio occidental, incluso la propia Embajada de los Estados Unidos en La Habana”.

Le recordó los actos de instigación a la violencia contra el personal médico cubano en terceros países, como ocurrió el pasado mes de noviembre en Bolivia, donde hubo incluso participación de funcionarios estadounidenses. Además, precisó que las calumnias y la demonización de los colaboradores de la nación caribeña contribuyen a generar acciones violentas.

Rodríguez igualmente aludió a los graves antecedentes históricos de agresiones y actos hostiles, entre los cuales hubo atentados terroristas contra funcionarios de Cuba en Estados Unidos, donde algunos perdieron la vida.

Significó que tampoco es posible disociar este tipo de hechos, “del efecto de las políticas y discursos teóricos que promueven la división y la violencia social”, y rememoró que en territorio norteamericano “operan y han operado con impunidad, durante años, grupos e individuos que en el pasado han cometido actos terroristas contra Cuba, lo que es de pleno conocimiento de las agencias de Estados Unidos”.

Dijo que el Gobierno de la Isla aprecia la conducta profesional de los oficiales de las agencias del cumplimiento de la ley estadounidense, que acudieron rápidamente al lugar del hecho, pero señaló que aún no se había informado oficialmente nada sobre la identidad del individuo detenido por las autoridades locales y que se encuentra bajo su custodia.

El canciller ofreció a la diplomática estadounidense la cooperación de las autoridades cubanas para el desarrollo de la investigación correspondiente, y reiteró que “es una obligación de todos los Estados adoptar las medidas adecuadas para proteger los locales de todas las misiones diplomáticas acreditadas en su territorio, contra toda intrusión o daño, evitar que se turbe la tranquilidad de la misión, se atente contra su dignidad o su normal funcionamiento, como dispone la Convención sobre relaciones diplomáticas de 1961”.

KMG/RL/ Foto de portada: MINREX.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: