Cuba: «Gracias Vilma por convertirme en la persona que soy»

Por Danilo Jesús de la Rosa Serrano (*).

No soy escritor, pero hoy es de esos días que quiero expresar lo que siento. Recuerdo que la conocí como decimos en buen cubano “de verdad”, cuando trabajaba en el Cenesex, siempre oía muchas personas decir que Mariela era la que más se parecía a ella, que era continuadora de su labor, pero muy pocos (y hasta yo, en aquel momento) somos los que conocemos la labor tan extraordinaria que realizó Vilma no solo por Cuba, sino por tod@s.

Además de luchar en la Sierra, de ser esposa, madre de familia, impulsora de los derechos de las mujeres y los niños, ambientalista, creadora junto a Fidel de instituciones tan revolucionarías como los Círculos Infantiles, precursora que los hombres acompañaran a sus mujeres a la hora del parto, de la Licencia de Maternidad y hasta de Paternidad, las Casas de Niños sin amparo familiar, los derivados de la soya, el Proyecto Quitrín, el trabajo comunitario y muchas cosas más.

Vilma pensó en tod@s nosotr@s, me he dedicado desde entonces a intentar ser continuador de sus luchas, de su legado, de ser federado, aunque algunos no lo hayan entendido, de acompañar a la Federación de Mujeres Cubanas en los buenos y los malos momentos y de contribuir al bienestar social.

Soy católico y sé que ella debe de estar en el cielo, porque Dios necesita a su lado personas como ella, que desde arriba nos mira y su espíritu nos sigue guiando, que ha sido una bendición para mi haber sido tocado (espiritualmente) por ella.

Todos los días cada vez que salgo de mi casa le pido que me acompañe en cada una de mis batallas, quien me conoce sabe que soy persistente, que han habido personas que no se han tocado el corazón para apoyarme en esta, que también fue su lucha, pero han habido muchas, las que me han ofrecido no solo su apoyo moral sino también su cariño.

Siempre lo digo, no tuve la oportunidad de conocerla en persona, pero cuando lees su historia te das cuenta del ser humano que fue y será porque ella nunca ha muerto, ella vive en mi y en cada uno de nosotr@s que hoy celebro sus 90!

Gracias a mi abuela, a Mariela, Teresa Fernández, Alicia Martínez, Oneida, Palenzuela, Yolanda, Anny, Graciela y a tod@s por darme la oportunidad de conocer la vida y obra de una mujer que será recordada “Como una de las grandes entre las grandes”.


¡Gracias Vilma! ¡Gracias por convertirme en la persona que soy!
¡Gracias por todo!
Hoy, ahora y siempre.

(*) Coordinador de la Campaña ¡Súmate! – Cuba.

Foto de portada: Archivo/ Tomada de Getty Images.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: