Cuba: La Habana se fortalece ante la COVID-19

Cuba confirmó este lunes 30 casos más de la COVID-19 en el país, para un acumulado de 350 pacientes con la enfermedad. De ellos, 15 nuevos contagios sucedieron en La Habana, que ascendió a un total de 108 personas confirmadas con el nuevo coronavirus y 469 sospechosos ingresados.

En este contexto, las autoridades de la capital cubana toman medidas para controlar la situación provocada por la pandemia.

El Consejo de Defensa Provincial decidió incrementar las acciones en el municipio Cerro y se definirán labores a realizar en las localidades de Diez de Octubre, Cotorro, Playa y La Habana del Este.

En primer lugar, se asegura la cobertura médica para enfrentar al nuevo coronavirus en la ciudad. El Dr. Carlos Alberto Martínez Blanco, Director Provincial de Salud en La Habana, informó que la estrategia puesta en práctica incluye componentes que permiten abordar la situación de manera integral y están vinculados a la asistencia médica, la investigación, la docencia, la comunicación, el aseguramiento logístico y tecnológico y la higiene, epidemiología y microbiología.

Sin embargo, la principal fortaleza es el capital humano que lo garantiza. “La Habana tiene 68 mil trabajadores de la salud y de ellos 66 mil están en la batalla contra la COVID-19 en el país. Otros 2 mil cumplen misiones en el extranjero. Hemos organizado la atención médica desde el sistema primario y para ello contamos con 2045 consultorios del médico de la familia. Asimismo, tenemos nuestros policlínicos, los centros de aislamiento y tres hospitales dedicados ahora al tema del nuevo coronavirus”, apuntó el directivo del sector.

Se prioriza el control sanitario internacional tanto en la frontera como en las comunidades, así como la calidad de las pesquisas activas y el control de foco. Martínez Blanco indicó que hasta el momento se han pesquisado 2 millones 154 mil personas y existen 3656 contactos asociados.

En paralelo, se aseguran todas las necesidades logísticas para que la población cumpla con las indicaciones del Gobierno. Reinaldo García Zapata, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial en La Habana, aseguró que “hay que garantizar el aislamiento social de nuestra población. Se han habilitado tres hospitales para el aislamiento de los sospechosos, así como sus contactos. Igualmente, se le dio cumplimiento a la reclusión de los residentes cubanos que arribaron al país”.

Otra de las labores implementada en la ciudad en la situación actual fue la creación de puntos para la venta de cloro. Igualmente se trabaja para asegurar la distribución equitativa de los productos alimenticios y de aseo de mayor demanda entre la población, y así evitar largas colas y traslados.

En el caso del transporte público, Zapata señaló que se mantiene su vitalidad atendiendo a todas las medidas orientas por la dirección del país. “Se garantiza el transporte hacia otras provincias del país que sean altas médicas con taxis y microbuses. Igual se colocaron taxis para el traslado de los sospechosos”, explicó.

Además, 44.410 trabajadores se han incorporado a la modalidad de trabajo a distancia, buscando disminuir la movilidad de ciudadanos en las calles, y se coordina un mejor abastecimiento de agua para toda la urbe.

Limitar el contagio de la enfermedad en La Habana y en el país, así como evitar los llamados picos de casos, constituye tarea de orden para un Gobierno que frente a la COVID-19 no se queda de brazos cruzados.

AT/RL/ Foto de portada: Yaimi Ravelo/ Resumen Latinoamericano Cuba.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: