Cuba prioriza la atención de salud las mujeres embarazadas

Compartir

En correspondencia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, Cuba  mantiene la atención rutinaria a las embarazadas y extrema las medidas higiénicas en sus consultas, hogares maternos y hospitales ginecobstétricos.

Así lo afirma la doctora Noemis Doris Causa Palma, especialista en segundo grado en Pediatría y jefa del Departamento Materno-Infantil del Ministerio de Salud Pública de Cuba, quien explica además que la gestación acarrea cambios físicos que pueden incrementar la vulnerabilidad de la mujer ante infecciones virales respiratorias, por lo que siempre se les garantiza a las embarazadas un tratamiento prioritario.

«Por ello, como los demás, las gestantes deben adoptar las mismas medidas preventivas para impedir el contagio con el virus: lavarse las manos con jabón y agua o soluciones de base alcohólica de forma frecuente, evitar el contacto directo con personas que presentes síntomas, cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo o el codo al toser y estornudar, mantener una distancia de un metro como mínimo con los demás y reforzar las medidas de higiene en su casa, a la que, por prudencia, no deben llegar personas de la calle de manera innecesaria», indicó.

La especialista agregó que durante la atención prenatal es vital organizar los flujogramas, respetar las medidas y favorecer que las gestantes acudan a sus consultas programadas en horarios de menor congestión para evitar la cercanía con otras personas. En los hogares maternos y en los hospitales ginecobstétricos, como en otras instituciones de salud, se cumplen cabalmente las medidas orientadas porque salvar la vida desde la semilla es también nuestra tarea.

Añade que si la gestante presentara síntomas como fiebre, tos o dificultad para respirar, debe acudir al médico sin temor, porque es parte del protocolo establecido. «Recibirá una atención de alta calidad antes, durante y después del parto, como es de suponer, aun cuando se sospeche o se haya confirmado que tiene la COVID-19, porque es su derecho. Y el personal de salud que la atiende debe asumir las precauciones adecuadas para reducir el riesgo de infección y el de terceros».

Refiere la doctora Noemis Doris Causa Palma que, hasta el momento, no existe evidencia de que una mujer pueda transmitir el virus a su feto o bebé durante el embarazo o el parto. Tampoco se ha detectado el microrganismo en muestras de líquido amniótico o leche materna, por lo que no se ha aconsejado separar a la madre del bebé para alimentarle.

ML/RL/ Foto de portada: Shutterstock. 

 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: