Cuba: Se aplican sanciones en Camagüey por incumplimiento de disposiciones del Gobierno para combatir la COVID-19

Jacqueline Ballester Aranda, fiscal jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial de Camagüey, dijo a Radio Cadena Agramonte que las mayores denuncias se corresponden con el delito de propagación de epidemia.

En ese sentido, hay ocho personas involucradas, debido a negativas de viajeros procedentes del exterior a cumplir con el aislamiento social indicado para preservar la salud de sus familiares y la comunidad.

También, se procesan cuatro casos por especulación y acaparamiento, a partir de la ocupación de grandes cantidades de productos deficitarios, tanto alimenticios como de higiene, de primera necesidad para la población o imprescindibles para combatir la COVID-19.

Por la adquisición de 18 litros de cloro, con el objetivo de comercializarlos a mayor precio, se juzgó a un ciudadano que recibió una sanción de seis meses de privación de libertad; en tanto a otro le fue ocupada similar cantidad.

Por otro lado, se han recuperado 652 libras de malanga y 175 de arroz; en ambos casos, tenían como objetivo la actividad económica ilícita, y por ejemplo, el demandado cereal, estaba siendo comercializado a ocho pesos la libra.

En días recientes, se produjo un robo con fuerza en una placita (punto de venta de productos agropecuarios) de la ciudad de Camagüey, cuyos autores sustrajeron 38 sacos de papa y las pesas de la unidad. Los implicados ya se encuentran detenidos y sujetos a investigación.

La Fiscal jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial agregó que se han presentado manifestaciones de desacato a las autoridades, incluyendo las sanitarias y del orden público, que han recibido ofensas ante la solicitud de colocación del nasobuco en la vía pública y la indicación de aislamiento en los centros habilitados para tales efectos.

Otra de las denuncias radicadas fue debido a un atentado contra un agente del orden público, producido por una persona a la que se le indicó aislamiento, y agredió con botellas al oficial de la Policía Nacional Revolucionaria, hechos que demuestran irrespeto y elevada indisciplina.

En varios de los casos descritos se aplicaron tratamientos administrativos, advertencias a las personas y se consiguió el fin de trasladarlos a las instituciones en las que aguardan los 14 días establecidos para descartar la presencia del nuevo coronavirus; mientras que, al cierre de esta información, se esperaba la realización de un juicio en las próximas horas y se continúan acciones investigativas.

El Código Penal cubano vigente impone sanciones que van desde tres meses hasta un año de privación de libertad por la modalidad básica del delito de propagación de epidemia; de tres a ocho años por robo; de tres meses a un año por desobediencia, actividad económica ilícita, especulación y acaparamiento.

En momentos en que el Gobierno y el pueblo cubano dirigen sus mayores esfuerzos para enfrentar la COVID-19, de demostrada fácil propagación y letalidad, las autoridades ratifican que aplicarán con todo rigor la ley contra aquellos ciudadanos que se aprovechen de esta situación con fines personales o que frenen el combate contra esa pandemia que enfrenta hoy el mundo.

Tomado de Granma/ Fuente: Radio Nuevitas/ Foto de portada: 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: