Desde los balcones el violinista y “Cuba, qué linda es Cuba”

El joven Kevin Rodríguez Hernández, que estremeció las calles de la Víbora habanera, con su violín y Cuba, qué linda es Cuba, será recordado siempre. Los acordes, acompañados del coro de sus vecinos, tras los aplausos que dedican cada noche a las 9 al personal de la salud, siguen volando en el aire y seguramente han llegado hasta donde está su abuela, quien presta servicios en Sudáfrica, una de las más de 50 naciones donde ahora mismo brigadas médicas cubanas siguen salvando vidas.

Orgullosa tendrá que estar Cira Velasco Elizalde, de larga experiencia como gastroenteróloga, de su nieto de solo 15 años, estudiante de la escuela de música Alejandro García Caturla. Sus padres aplaudieron el gesto, y también los vecinos, porque vieron al que fue un niño hasta hace poco, con la timidez que no pudo esquivar, pero crecido frente a un auditorio inusual –posiblemente su primer concierto con tanto público–, reverenciando, entre todos, a esa Cuba que aun en tiempos de pandemia no olvida su deber solidario de salvar.

http://https://youtu.be/flDGi3M9Jk0

Por L G / R L

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: