Desde Washington condenan a Rafael Correa

Compartir

Por Hedelberto López Blanch.

Siguiendo las directrices políticas provenientes de Washington, el débil régimen ecuatoriano de Lenin Moreno, mediante un proceso judicial sin pruebas fehacientes, condenó, en ausencia, a ocho años de privación de libertad al ex presidente Rafael Correa.

Como excusa, el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia lo acuso de “liderar una red de corrupción” entre los años 2012 y 2016 porque supuestamente conocía o permitió un operativo de soborno para beneficiar a su partido.

Correa tras conocer el fallo, declaró que eso forma parte de una “mamarrachada” basada en “mentiras” y acusó a los que ocupan el poder en Ecuador de intentar lograr en los tribunales “lo que nunca consiguieron en las urnas”, a la par que se mostró preocupado por sus compañeros, entre ellos el antiguo vicepresidente Jorge Glas, que también había recibido una condena de ocho años de encerramiento.

“De seguro ganaremos a nivel internacional, pero toma años”, afirmó Correa, quien ha equiparado su caso con los de Luiz Inácio Lula da Silva, Cristina Fernández y Evo Morales. “¡Claro que con esta persecución hacen daño en el corto plazo! Pero en el largo plazo solo nos vuelven invencibles”, añadió.

Desde que ocupó el poder en 2017, la administración norteamericana de Donald Trump, ha estado persiguiendo a políticos progresistas y en varios casos ha logrado derrocar gobiernos en América Latina con la anuencia de las fuerzas derechistas de la región.

La abierta proclamación por parte de la Casa Blanca de resucitar la Doctrina Monroe, ha sido una de sus directrices para tratar de volver a dominar por cualquier método a Latinoamérica, a la que como imperio siempre ha considerado su traspatio.

Ecuador se ha visto envuelto desde que asumió Lenin Moreno en una enorme ola de malestar público contra las medidas neoliberales adoptadas por el régimen que durante sus dos años de gestión ha eliminado beneficios sociales que fueron impulsados por Rafael Correa.

Lenin, bajo presión de Washington, buscó préstamos del FMI por 4.200 millones de dólares para amainar los problemas fiscales y el endeudamiento externo provocados por su propio gobierno y a la par se comprometió a desmontar la mayoría de los programas sociales.

Numerosas manifestaciones se sucedieron a finales de 2019 que fueron reprimidas por la fuerza.

Con la pandemia de coronavirus la situación económica social se ha agudizado, tras desmontar las autoridades el sistema sanitario público que atendía a la mayoritaria población desfavorecida.

En los últimos días la proliferación de contagios por el virus ha provocado una incertidumbre general debido a la desatención sanitaria y la consecuente muerte de numerosas personas en sus casas que pasan días sin ser sepultados o incinerados.

Por esos motivos y con toda razón Correa enfatizó: “Tenemos los muertos en las calles, pero convocan a audiencia para inhabilitarme en próximas elecciones”. Ese ha sido el verdadero motivo de la condena contra el expresidente, cuya decisión llegó desde Washington.

RL/ Foto de portada: Todo Noticia.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: