Donald Trump supo de la pandemia a tiempo y le restó importancia

The Washington Post informa que las agencias de inteligencia de EE.UU. habían advertido en varias ocasiones al presidente Donald Trump sobre la amenaza que representaba para el país el brote del nuevo coronavirus surgido en China, pero el mandatario minimizó el riesgo.

En los primeros meses de este año, los servicios secretos incluyeron durante varias semanas información sobre el coronavirus en múltiples informes diarios clasificados presentados al Presidente con el objetivo de informarle sobre los acontecimientos mundiales y los problemas en materia de seguridad más relevantes.

Los documentos rastreaban la propagación del coronavirus por el planeta y sugerían que las estadísticas oficiales de China, donde se cree que se originó el SARS-CoV-2  a finales del 2019. Los servicios secretos planteaban una serie de potenciales consecuencias políticas y económicas que la pandemia podría acarrear para EE.UU.

De acuerdo con los expertos citados por The Washington Post, el nivel de atención que los informes dedicados al virus fue comparable los de amenazas terroristas vigentes, conflictos armados en el extranjero u otros problemas de seguridad.

Sin embargo, Trump, restó importancia a esos reportes. Las fuentes recuerdan que incluso ahora el Presidente suele omitirlos y a veces no escucha hasta el final el resumen oral de los mismos que se le ofrecen dos o tres veces por semana.

Lo que sucedió después es sabido por todos: Estados Unidos llegó a convertirse en el país con la cifra más alta de enfermos con un millón, 011 mil, 510 contagiados y  56 mil 860 fallecimientos.

Dando palos de ciego, Trump primero desestimó la pandemia y luego pretendió reanudar la economía antes de controlar la enfermedad. Su último dislate fue el de recomendar a la ciudadanía inyectarse con desinfectante para vencer el virus.

Como resultado de las sugerencias del Presidente el número de intoxicaciones en Nueva York se triplicó, según declaró el portavoz del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad estadounidense, Pedro Frisneda; quien agregó 18 horas tras las declaraciones del mandatario hubo 30 casos de intoxicación, nueve relacionados con productos de limpieza de la marca Lysol, diez con lejía y once con otros productos de limpieza domésticos.

Días atrás, el actor Brad Pitt se volvió tendencia en las redes sociales tras aparecer  como anfitrión del show  «Saturday Night Live» con una parodia a Donald Trump y sus polémicas declaraciones sobre cómo combatir el COVID-19. Pitt interpretó al Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Metido en su personaje, Brad Pitt retomó con humor las declaraciones del presidente en las que aseguró que la enfermedad podría tratarse inyectando desinfectante.

Proyectó videos donde el mandatario aseguró que tendrían una vacuna «relativamente pronto». «Relativamente pronto es una frase interesante», opinó el actor. «¿Relativo a toda la historia de la Tierra? Claro, la vacuna llegará muy rápido. Pero si fueras a decirle a un amigo, ‘Llegaré relativamente pronto’ y luego aparecieras un año y medio después, bueno, tu amigo podría estar relativamente enojado», comentó Brad.

Antes de concluir su parodia, Brad Pitt se quitó la peluca y las gafas para mandar un mensaje a la audiencia que lo sintonizaba.

«Al verdadero Dr. Fauci, gracias por su calma y su claridad en este momento desconcertante. Y gracias a los sanitarios y a sus familias por estar en primera línea», dijo con seriedad.

ST/RL

Foto de portada tomada de Ars Technica 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: