Ecuador: Sectores sociales repudian paquetazo de Lenín Moreno

El presidente Lenín Moreno anunció una serie de medidas económicas con el fin de afrontar la situación fiscal del país durante la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Moreno propuso crear una cuenta nacional de asistencia humanitaria «para asegurar la atención de la salud, la provisión de los alimentos y la protección de empleos».

Según el plan, esta cuenta estará bajo la administración de representantes de la sociedad civil que contarán con sus ingresos.

Este fondo tendrá dos fuentes: pagos de empresas y pagos de ciudadanos. De esta manera, las empresas que ganaron al menos un millón de dólares «aportarán el cinco por ciento de esa utilidad, en tres pagos mensuales».

En cuanto a los ciudadanos, todos los que ganen más de 500 dólares tendrán que realizar pagos progresivos durante nueve meses. «Los que menos ganan, menos pagan y los que más ganan, más pagan», aclaró.

Entre otras medidas se encuentra un proyecto de ley social que será enviado a la Asamblea Nacional para su debate.

Rechazo general

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) considera que estas medidas demuestran un gobierno incapaz de garantizar bienestar social y económico al pueblo.

«Estas medidas son un «nuevo atraco al bolsillo de miles de trabajadores y sus familias sumado a inestabilidad laboral y no pago de sueldos». Saqueo de fondos públicos es ya otra «pandemia», puntualiza la organización que está conformada por las principales organizaciones indígenas de la Sierra, Costa y Amazonía.

Por su parte, el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) también rechazó el plan de Moreno porque repite el mismo esquema de frustradas estrategias como la del año pasado. «Rechazamos absolutamente las medidas anunciadas por Moreno, una vez más mete la mano al bolsillo de la clase trabajadora para pagar una crisis que la generaron los gobernantes al mismo tiempo que desmantelaron el Estado».
El Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES), expresó su preocupación por las medidas anunciadas por Moreno ante la emergencia sanitaria que atraviesa el país suramericano por la pandemia de Covid-19.

El CDES centró su atención en cuatro puntos que no atienden las medidas:  «No prohíben despidos. No garantizan ingresos para desempleados e informales. No demuestra financiamiento suficiente para detener crisis sociosanitaria y delega a privados fideicomiso de emergencia».

«La pandemia nos golpeó en un momento crítico, en el que tratábamos de salir adelante luego de una durísima crisis económica. Una crisis causada por endeudamientos irresponsables heredados y por los robos de quienes acaban de ser sentenciados», fue uno de los argumentos usados por Lenín Moreno para justificar el paquete económico.

«Nos golpeó sin un centavo en las cuentas del Estado y con una deuda histórica de más de 65 mil millones de dólares», sostuvo. El precio del petróleo cayó, han caído las ventas y las exportaciones, cayó el pago de tributos y, por si fuera poco, se acaban de romper los dos oleoductos que transportan el petróleo ecuatoriano», dijo.

En octubre pasado, una revuelta popular de rechazo al aumento del combustible enfrentó el Gobierno de Moreno.

Tomado de Resumen Latinoamericano

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: