Especialista en salud y economía de Estados Unidos reconoce el sistema de salud cubano en tiempos de pandemia

“La pandemia actual ha mostrado a todo el mundo el lado heroico del sistema de salud de Cuba”.

Sentenció Medea Benjamín, especialista en salud pública y economía estadounidense, en un artículo publicado en el medio Common Dreams.

La también activista y escritora aseguró que conoció este heroísmo de primera mano cuando trabajó con médicos cubanos en 1970 en África. “Los cubanos eran diferentes. Vivían simplemente, trabajaban en las condiciones más duras y no ganaban casi nada por sus servicios. Su motivación era puramente para ayudar a las personas necesitadas”, contó.

Benjamin calificó de inspirador que la Isla caribeña cuente con indicadores básicos de salud iguales o mejores a los de los países más ricos del mundo, incluso cuando ha enfrentado un brutal bloqueo y sanciones de Estados Unidos durante sesenta años. La tasa de mortalidad infantil en Cuba, de 4 por cada 1,000 nacimientos vivos, es más baja que en su país.

La especialista explicó que en tiempos de coronavirus “el sistema de atención médica gratuito y universal de Cuba, que incluye un sólido grupo de profesionales de la salud, coloca a la isla en una mejor posición para enfrentar esta crisis que la mayoría de los países”. Añadió que la Isla tiene la mayor densidad de médicos del mundo y la relación de profesionales médicos a pacientes es aproximadamente tres veces mayor que en los Estados Unidos.

Medea Benjamin consideró importante recordar que Cuba no solo entrena a sus propios médicos; sino que capacita a médicos de todo el mundo en la escuela de medicina internacional más grande del mundo, la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM).

“Desde su fundación en 1999, la escuela ha capacitado a más de 35,000 jóvenes de 138 países, incluido Estados Unidos. Y aquí está el truco: es gratis”, explicó y rescató la historia de la Dra. Melissa Barbar, graduada de la ELAM, que está en primera línea en el coronavirus de lucha del Bronx.

Benjamín también se refirió al trabajo de las brigadas médicas que por estos días brindan su apoyo en los países más afectados por la pandemia. “Si aún no tienes los ojos llorosos, solo mira a la brigada de médicos que salen para misiones internacionales a la zona más afectada por COVID-19 de Italia, Lombardía”, escribió y añadió que, hasta el 1 de abril, Cuba había enviado 800 médicos para luchar contra COVID-19 en dieciséis países, desde Angola hasta Andorra, y más están en camino.

“A medida que avanzamos en esta crisis, vemos la tragedia de la superpotencia rica con su sistema de atención médica privatizado y disfuncional que falla a su gente, mientras que su vecino empobrecido, bajo el ataque constante de la superpotencia, se extiende para ayudar al mundo”.

Así concluyó la autora, quien además llamó a los estadounidenses con ambiciones políticas a pensárselo dos veces antes de juzgar el sistema de salud cubano.

AT/RL

Foto tomada de Wikipedia 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: