Harbin: Nuevo epicentro del coronavirus en China

Una ciudad de 10 millones de habitantes en el noreste de China que se enfrenta al mayor brote actual de coronavirus en el país endureció aún más las restricciones al tráfico de entrada para contener la propagación del patógeno.

Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, ha prohibido a los vehículos no registrados en el municipio entrar en zonas residenciales, según medios de comunicación estatales de la localidad.

La ciudad ya ha exigido que se aísle a las personas que lleguen a ella desde fuera de China o que entren en la ciudad desde zonas especialmente afectadas por la epidemia.

«Todos los casos confirmados, casos sospechosos, contactos estrechos de personas asintomáticas y contactos estrechos de contactos estrechos deben estar en cuarentena y someterse a prueba», declararon las autoridades locales.

La nueva medida contempla que ni los residentes de otras ciudades ni los coches que estén registrados fuera de Harbin puedan entrar a las zonas residenciales de la urbe. Al mismo tiempo, medios locales señalan que todos los residentes locales deben tener un código QR para confirmar que no están infectados y portar mascarilla.

Como parte del aislamiento social, también se prohibió todo tipo de reuniones familiares y de amigos, la celebración de bodas, funerales y eventos públicos.

Previamente a mediados de abril, Harbin ordenó a todos los que llegaran desde el extranjero quedarse en cuarentena durante 28 días: 14 en un centro especial y 14 más en casa. Asimismo, en un esfuerzo para contener el virus, China cerró recientemente todos los cruces fronterizos terrestres con Rusia de manera temporal.

Las autoridades también cerrarán durante 14 días las residencias en las que se encuentren casos confirmados y asintomáticos de coronavirus.

Trabajadores sociales serán los encargados de llevar productos de primera necesidad a esas personas y quienes se rehúsen a cumplir con las disposiciones en marcha serán procesados legalmente.

Las autoridades piden a la ciudadanía notificar si individuos que lleguen del exterior o de otras partes de China violan la cuarentena y ordenó a las farmacias registrar la información de clientes que compren antipiréticos, antivirales o medicina para la tos.

Hasta el momento, las infecciones masivas en Harbin son las primeras autóctonas que se reportan en China en las últimas seis semanas.

ML/RL

Foto de portada tomada de Las Provincias

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: