Jardines infantiles en Cuba y Covid-19

Por Maribel Acosta Damas.

Cuba cuenta con 1.130 jardines infantiles que cuidan a niños y niñas entre 1 y 5 años de edad. En tiempos de Covid-19, la isla tiene funcionando unos 400 para asegurar la vida laboral de madres o padres que están ejerciendo trabajos indispensables de interés social como la salud, el comercio y la banca entre otros.

En esos jardines, en momentos excepcionales como este de Covid-19, se refuerzan los aseguramientos para el cuidado y protección tanto de los niños y niñas como de los profesionales que laboran en esas instituciones.

Los jardines infantiles forman parte de las áreas de protección de la sociedad cubana, cuya historia está ligada a la integración de la mujer a la vida productiva del país.

Bautizados en la isla como Círculos infantiles, fueron creados en 1961, en medio de las grandes transformaciones en favor de la mujer y de la sociedad toda luego del triunfo de la Revolución Cubana. En la medida que la mujer fue acrecentando su incorporación a la vida económica y social, se hizo evidente la necesidad de asegurar la protección a ella para favorecer su plena participación social.  En ello el papel impulsor de la Federación de Mujeres Cubanas resultó trascendental.

Ya en la década del 80 del siglo pasado, esas  instalaciones educativas pasaron de ser dirigidas por el Instituto de la Infancia al Ministerio de Educación, con lo que aseguraba la articulación del sistema educativo cubano desde la etapa pre escolar.

En los círculos infantiles cubanos trabajan nueve mil educadoras y  en ellos  se cuidan y educan a  más de 154 mil niños y niñas en horarios laborables de lunes a sábado. Su estructura está diseñada para contar además con personal de salud y tener vínculos de funcionamiento con la medicina comunitaria. Entre las transformaciones de la isla en materia de desarrollo humano, la legislación laboral cubana respalda la licencia de maternidad o paternidad de hasta 1 año para el cuidado de niñas y niños en su primera etapa de vida. 

En Cuba alrededor del el 23% del gasto presupuestario está destinado a la educación  y casi un treinta por ciento a la salud pública.

La estructura de la fuerza laboral de la sociedad cubana revela que el 37 % de la ocupación general de la isla son mujeres. En el sector estatal representan el 49 %. Son más del 66 % de los técnicos y profesionales de la isla con un lugar relevante en la salud, la ciencia y la educación. Un 83 % las mujeres trabajadoras cubanas tiene un nivel educacional entre medio y medio superior.

Las mujeres han sido y son fundamentales en el desarrollo económico y social cubano, y su empoderamiento ha resultado y resulta decisivo en las transformaciones económicas y socioculturales del país de cara a las demandas de igualdad y justicia para la mujer en un país con un proyecto de justicia social y humana. Los círculos infantiles y su evolución dan cuenta de ello.

RL/ Foto de portada: Rafael Fernández Rosell/ ACN. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: