Las infecciones por coronavirus son más frecuentes en fumadores que en no fumadores

“No existen datos científicos, ni fiables ni contrastados, que permitan asegurar que el consumo de nicotina contribuye a reducir la probabilidad de infección por coronavirus», aseguró Carlos A. Jiménez Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), en un reporte de redaccionmedica.com.

“Multitud de datos científicos, fiables y contrastados, aseguran que el consumo de cigarrillos produce una disminución de las defensas del aparato respiratorio y que facilita las infecciones respiratorias producidas tanto por virus como por bacterias«.

Se ha demostrado —agregó el especialista— que las infecciones por virus de la familia de los coronavirus son más frecuentes en los fumadores que en los no fumadores.

Explicó asimismo que el acto de fumar implica llevar de forma repetitiva los dedos a la boca, cara y nariz, “una vía frecuente de infección por coronavirus», y que “existen múltiples estudios, fiables y contrastados, que muestran que los fumadores multiplican por 2,4 sus posibilidades de desarrollar una forma clínica severa de la infección por este tipo de virus.

En estas personas —especificó—, la infección produce, de forma más frecuente que en los no fumadores, insuficiencia respiratoria grave, necesidad de recibir ventilación mecánica, intubación, ingreso en UCI y muerte.

Dijo además que el consumo de tabaco supone la introducción al organismo, a través de los pulmones, de más de 4000 sustancias tóxicas, entre las que destacan la nicotina, las sustancias oxidantes, alquitranes, nitrosaminas y monóxido de carbono.

También dio detalles de cómo cada una de estas agrede al organismo: “la nicotina es la droga que condiciona la adicción; las sustancias oxidantes (óxidos de nitrógeno, radicales tóxicos del oxígeno, etc.), son las principales causantes de la patología pulmonar asociada al tabaquismo, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bronquitis crónica, enfisema, infecciones respiratorias de vías altas, neumonías, entre otras; los alquitranes y las nitrosaminas son responsables de la patología tumoral asociada al consumo del tabaco, como el cáncer de pulmón, orofaríngeo, de laringe, de esófago, de páncreas, de vejiga, y el monóxido de carbono, de las enfermedades cardiovasculares relacionadas con el hábito de fumar.

De la misma manera, llamó la atención sobre el uso de cigarrillos electrónicos y de dispositivos que calientan pero no queman tabaco: estos “disminuyen las defensas del aparato respiratorio y favorecen el movimiento repetitivo dedos-boca-nariz-cara”.

Una nota publicada recientemente por lavanguardia.com , alertaba sobre otro perjuicio del tabaquismo: “el aire expirado por un fumador infectado con el coronavirus corre el riesgo de ser contagiado. El sistema respiratorio es la parte del cuerpo principalmente atacada por el virus SARS-CoV-2”.

FP/RL

Foto de portada tomada de Periódico Girón 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: