Las mascarillas no protegen los ojos, pero sin ellas no se podrá controlar la pandemia

Compartir

Entrevistado por El Mundo, David Heymann, epidemiólogo y presidente del grupo de expertos que asesora a la Organización Mundial de la Salud sobre la Covid-19, dijo: “Las mascarillas no protegen del todo, dejan fuera los ojos”.

Para argumentar su juicio, el también Profesor de Enfermedades Infecciosas y de Epidemiología en la School of Hygiene and Tropical Medicine de Londres, explicó que “uno de los motivos de la falsa seguridad que concede el llevar mascarilla es que una persona puede resultar infectada de Covid-19 a través de otras membranas mucosas, como por ejemplo los ojos. Y éstos no quedan protegidos por una mascarilla”.

“Hay tres casos en los que está recomendado su uso”, añadió. “Los sanitarios, especialmente si llevan una mascarilla N-95 con un visor que les cubra los ojos; la gente que tosa y estornude —sin dejar de mantener la distancia de seguridad—, porque pueden estar infectados con el coronavirus y contagiar a otros, y quienes cuidan personas ancianas o enfermas —que además tienen que asegurarse de cambiarla de manera regular”.

Sin embargo, ante la reanudación este lunes en España de la actividad laboral y productiva de sectores no esenciales, la periodista Irene Hernández Velasco,  autora del texto citado, preguntó al experto:

¿Ayudará la distribución de mascarillas por parte del gobierno —en la entrada del metro y de otros transportes públicos— a frenar la propagación del Covid-19 o, como decía usted antes, puede contribuir a crear una falsa sensación de protección?

Bueno —respondió David Heymann—, si las personas están en la fase final del periodo de incubación o si tosen y estornudan, sin duda el que lleven mascarilla protegerá a otras personas. Y añadió: “Todo el mundo está probando modos tanto de evitar la propagación de la infección como de dar seguridad a la gente, y no creo que nadie pueda decir si eso está mal o está bien”.

Asimismo, Hernández Velasco recordó a Heymann que el Imperial College de Londres calcula que el 80 por ciento de los infectados es asintomático: ¿No sería en ese caso recomendable el uso mayoritario de mascarillas?

“Esa cifra no encaja con las evidencias que sabemos”, respondió Heymann . Lo que sabemos es que la mayoría de la gente tiene síntomas suaves, pero eso no es ser asintomático. Un estudio en Singapur sugiere que el 6 por ciento de las personas que desarrollan coronavirus, el día antes de tener síntomas lo pueden transmitir. Es por eso por lo que en lugares como EEUU se recomienda a la gente que se cubra con una bufanda o con una mascarilla la boca y la nariz, para evitar ese 6 por ciento de transmisiones del virus. Pero no estamos seguros de que haya ese porcentaje de transmisiones, es sólo una hipótesis”.

Por su parte, el Doctor Wang Zinghuan, de la ciudad de Wuhan, China, responsable del Hospital de Leishenshan, famoso por haber sido construido en diez días y también director del Hospital de Zhongham, ambos de la misma localidad, dijo el sábado 11 de abril,  que el uso de mascarillas es indispensable para detener el brote de coronavirus.

«No usar las mascarillas es una estupidez”, insistió.

El uso de las mascarillas entre la población constituye una medida científica de protección, y sirve también para evitar que los trabajadores médicos se contagien. Si no se usan, no se podrá controlar la epidemia».

FP/RL

Foto de portada tomada de  Canal N

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: