Presidente de Cuba llama a mayor organización para enfrentar la COVID-19

Reforzar la organización en aquellos lugares donde se atienden los casos confirmados, sospechosos y sus contactos, fue la recomendación del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en videoconferencia con los gobiernos provinciales para analizar la implementación del plan para la prevención y control de la COVID-19.

El mandatario enfatizó en que hay que seguir trabajando, con exigencia y mucho detalle, en todos los escenarios que existen para atender a las distintas categorías de pacientes, pues ciertos criterios apuntan a que algunos están desbordados en su capacidad, señaló.

Díaz-Canel precisó que esto no debía ocurrir, pues se han creado las condiciones para acoger más personas de las que ahora requieren ese tipo de seguimiento, por lo que sin duda las insatisfacciones responden a la falta de organización.

Recomendó, además, la presencia en estos espacios de especialistas de Epidemiología, no solo para trabajar con los pacientes, sino con el personal que labora allí, en función de eliminar las conductas que constituyen premisas de contagio, tanto dentro del personal de la salud como fuera de ese grupo.

Otro asunto al que aludió el Jefe de Estado es a la necesidad de ordenar las filas en los comercios, lugares que continúan siendo centros de aglomeraciones, con los riesgos que esto entraña para la propagación de la enfermedad, y a los que muchas veces se acude, no por necesidad, sino para adquirir productos para actividades ilícitas.

“Es muy difícil decir que no vamos a vender nada”, explicó el Presidente, y todo no lo podemos llevar a la bodega, pero tenemos que acabar de organizar las colas, añadió.

A nivel comunitario se puede colaborar en ese aspecto y contribuir a disminuir el peligro que estas implican, sugirió. Sabemos que esta es una de las principales insatisfacciones que tiene la población, dijo, por el hecho de que mientras unos cumplen las medidas y se quedan en casa, otros crean desorden para acaparar y revender.

Díaz-Canel reconoció que el país atraviesa por una situación de desabastecimiento que atenta contra los propósitos del enfrentamiento a la COVID-19. Una escasez que tiene su origen en las condiciones financieras de la Isla, derivadas de la contracción económica internacional por la pandemia, que también tiene impacto en sus rubros exportables e ingresos.

Pero el factor fundamental continúa siendo el bloqueo, y las presiones y amenazas con los que se obstaculiza el acceso de la nación caribeña a alimentos, combustibles y medicamentos.

Esa realidad la tenemos que superar “con disciplina, con un comportamiento cívico adecuado”, afirmó el Presidente y exhortó a compartir experiencias de los territorios en la atención a los más vulnerables.

Cuba reportó hoy 50 nuevos casos positivos al SARS CoV-2, con lo cual llegaron a 1 285 los diagnosticados desde que se confirmara la presencia de la enfermedad. La Habana es el escenario más complejo, aun cuando la Isla de la Juventud tiene la mayor tasa con respecto a la cantidad de habitantes.

KMG/RL

Foto tomada de Cubadebate

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: