Rechaza embajador cubano en Estados Unidos, mentiras del Washington Post sobre la colaboración médica de la Isla

El embajador cubano en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, afirmó que no se ajustan a la verdad ni están respaldadas por fuentes conocidas las declaraciones publicadas en un artículo por The Washington Post.

El diplomático se refirió al material denominado “En Cuba la solidaridad médica se ha convertido en un gran negocio”, que salió el 6 de abril y que motivó su respuesta, enviada a la junta editorial de ese medio de prensa, pero que no fue publicada.

En la carta, reproducida por la Cancillería de Cuba este miércoles, Cabañas destaca que la información del diario se basa en plataformas financiadas por el Gobierno de Estados Unidos y que no tiene ningún balance informativo.

Señala, además, que el trabajo confirma la postura tradicional del periódico norteamericano al escribir sobre temas cubanos.

“El punto central de esta calumnia a la que se ha prestado la página editorial del Washington Post, y que no tiene fundamento alguno –dice el embajador–, es que Cuba trafica con personas o practica la esclavitud, a la vez que intenta denigrar el trabajo encomiable que han llevado a cabo voluntariamente cientos de miles de profesionales y técnicos de la salud cubanos en varios países, particularmente en los del Tercer Mundo”.

Añade que se trata de un insulto contra los programas de cooperación bilateral e intergubernamental que se han establecido legalmente entre el Gobierno cubano y los gobiernos de decenas de países, los cuales respetan las directrices de las Naciones Unidas sobre la cooperación Sur-Sur.

Asimismo, afirma que estos convenios responden a los requisitos de los sistemas de salud que esos países han definido soberanamente.

El diplomático de la nación caribeña resalta que en Cuba la salud pública es un derecho humano, universal y libre, y que su escuela de Medicina es respetada en todo el mundo, incluido Estados Unidos, país para el cual ha formado cientos de estudiantes en esa especialidad.

“No fue necesario publicar como una opinión, ideas originadas por el Departamento de Estado y la Usaid”, apunta Cabañas.

Precisamente este martes la campaña de descrédito impulsada por la administración de Donald Trump, contra la colaboración médica internacional de la Isla, tuvo otro capítulo en los mensajes divulgados por Michael G. Kozak, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos.

El funcionario publicó en Twitter que, “a medida que la COVID-19 se extiende, Cuba vuelve a promover sus ‘misiones médicas’ a otros gobiernos. No se trata de solidaridad/altruismo, sino de ganancias que van a las arcas del régimen represivo, no a los bolsillos de los médicos que realizan el trabajo”.

Kozak compartió un material denominado La verdad sobre las misiones médicas de Cuba, que repite el mismo esquema de mentiras que han empleado para tratar de disuadir a otros gobiernos de pedir ayuda a la nación caribeña ante la pandemia.

Esas posturas fueron rechazadas por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien dijo que “Estados Unidos engaña deliberadamente cuando ataca la cooperación médica internacional de Cuba con mentiras y calumnias”. https://twitter.com/DiazCanelB/status/1255468028420112389

De igual forma el canciller de la Mayor de las Antillas, Bruno Rodríguez, señaló que mientras el Departamento de Estado de EE.UU. recrudece el bloqueo y recicla infames mentiras contra los programas de cooperación médica internacional, en el contexto de la COVID-19 amenazan la salud de otros pueblos, en vez de sumarse a los esfuerzos de cooperación por el bien de todos. https://twitter.com/BrunoRguezP/status/1255474483823030272ç

KMG/RL

Foto de portada tomada de La Vanguardia 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: