Respuestas sobre duración de la pandemia están en la inmunidad humana

La necesidad urgente de estudios serológicos longitudinales para determinar el alcance y la duración de la inmunidad contra el SARS-CoV-2, de la cual los científicos saben poco por ahora, es la conclusión más importante de una investigación publicada esta semana en la revista Science —sobre la dinámica de transmisión y la modelización de futuras estrategias de distanciamiento social—que apunta a la incidencia total del coronavirus hasta 2025.

Según los autores, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, dichos estudios serológicos serán determinantes para “comprender el alcance de la inmunidad de la población; el grado y la velocidad con la que disminuye”.Incluso —añade un reporte de La Vanguardia— en el caso de una aparente eliminación se debe mantener la vigilancia, ya que podría darse un resurgimiento del contagio incluso en 2024. Ello significa que la incidencia del coronavirus dependerá de la duración de la inmunidad humana.

Por otra parte, sin tratamientos farmacéuticos disponibles, la intensidad, duración y urgencia requeridas en el rastreo de contactos, la cuarentena y el confinamiento se atendrá tanto a la forma en que se desarrolle esta primera ola epidémica como a la propagación posterior del virus, reseña la fuente.

Basado en sus simulaciones, el equipo investigador advierte que el factor clave modulador de la  incidencia del virus en los próximos años es la velocidad a la que disminuye la inmunidad, aún por determinar. No obstante, en todos los escenarios contemplados  —incluido el distanciamiento social único e intermitente— las infecciones resurgen cuando se levantan las medidas de distanciamiento social simuladas. “Y al aumentar la transmisibilidad del virus en otoño, puede producirse un intenso brote invernal, que se superponga a la temporada de gripe y supere la capacidad de los hospitales”.

Los científicos consideraron además que “cada vez es más improbable que el SARS-CoV-2 siga a su primo más cercano, el SARS-CoV-1, que fue erradicado después de causar una breve pandemia que duró desde 2002 hasta 2003. “La transmisión podría asemejarse a la de la gripe pandémica y circular por temporadas”.

A medida que la pandemia disminuye, un posible resultado es que el número de casos disminuya lo suficiente como para que la enfermedad sea erradicada —estimó Rowland Kao, profesor de Epidemiología Veterinaria y Ciencia de Datos en la Universidad de Edimburgo. “De no ser así, la Covid-19 volverá”.

En cuanto a las limitaciones de la investigación, la nota de La Vanguadia subraya que el estudio sugiere posibles hipótesis en lugar de hacer predicciones firmes. Según Mark Woolhouse, profesor de Epidemiología de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Edimburgo, “es importante reconocer que se trata de una guía; coherente con los datos actuales pero basada en una serie de supuestos que aún están por confirmar, por lo que debe considerarse con cautela.

“Su valor depende de poder desenmarañar los efectos combinados de tres factores que se producen simultáneamente (inmunidad de la manada, distanciamiento social y estacionalidad); algo que resulta sumamente difícil”.

Añadió que también habrá que tener en cuenta que otras intervenciones adicionales, como la ampliación de la capacidad de los cuidados intensivos y una terapia eficaz (con fármacos o vacunas), mejorarían el éxito del distanciamiento intermitente y acelerarían la adquisición de la inmunidad de la manada.

“Una debilidad del documento es que los autores no modelan las intervenciones sociales específicas, como las dirigidas a subconjuntos de la población –lo que se conoce como segmentación– o las destinadas a proteger a las personas más vulnerables a la enfermedad –el llamado blindaje–”, añade Woolhouse.

“Y en ausencia de tratamientos o vacunas, la segmentación y el blindaje ofrecen formas de minimizar los impactos más amplios del distanciamiento social. Eso será aún más importante si, como sugiere este trabajo, vamos a vivir con Covid-19 durante mucho tiempo”.

FP / RL

Foto de portada tomada de Sanidad.es

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: