Trabajadores del sector privado en Cuba apoyan esfuerzos contra la COVID-19

Compartir

“Ya se encuentran listas 30 de las 60 caretas faciales que donaré a la provincia de Matanzas para la lucha que enfrenta nuestro país contra la COVID-19”, publicaba este jueves en su muro de Facebook el joven matancero Yadian Pérez Bernal.

Yadian es trabajador del sector privado en Cuba, vinculado a la actividad de impresión, rotulación y grabado, y junto a un grupo de personas dedicadas a lo mismo que él, tuvieron la idea de hacer algo para contribuir al esfuerzo que se realiza en la Isla por detener el avance de la pandemia.

A través de WhatsApp debatieron la propuesta de fabricar estas caretas con tecnología 3D, a lo que cada cual aportaría según sus propios recursos.

La iniciativa ha contado con el apoyo del Intendente del municipio de Cárdenas y de los vecinos del área de residencia del trabajador, quienes han contribuido a colocar las bandas de sujeción y a recortar las micas que sirven como protector facial.

“Me siento muy cubano y nosotros nos caracterizamos por nuestra humanidad y solidaridad, porque por mis venas corre sangre de una familia revolucionaria”, añadió Yadian, quien no es el único que se ha dispuesto a colaborar.

Restaurantes de lujo en La Habana están entregando alimentos gratis a ancianos y atelieres de diversas partes del país se han puesto a disposición de la fabricación de mascarillas, como ejemplos de lo que se puede lograr cuando se aúnan fuerzas por el bienestar colectivo.

“Cuando hay un problema social como este, hay que estar unidos. Si estamos unidos, ganamos la batalla. Sin solidaridad no llegamos a ninguna parte”, dijo al periódico Juventud Rebelde Saverio Grisell, uno de los propietarios del restaurante italiano “Bella Ciao”, que distribuye alimentos a 29 personas mayores del barrio Buena Vista en el municipio de Playa, en la capital cubana.

Lauren Fajardo, copropietaria de la marca Dador, por su parte, explicó a Reuters que las máquinas de coser que se dedicaban a crear diseños especiales para las pasarelas y su tienda en La Habana Vieja, hoy no se detienen en la confección de máscaras para los adultos mayores del vecindario.

Otros momentos difíciles, como el paso del tornado por La Habana en enero del año pasado, igualmente han visto florecer iniciativas de colaboración y solidaridad en un sector que, como ha dicho el presidente Miguel Díaz-Canel, es un factor esencial dentro de la economía cubana.

KMG/RL

Foto de portada tomada de Granma

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: