Brasil: Entre la COVID-19 y la crisis política

Brasil, con casi 189 mil enfermos de COVID-19 y más de 13 mil fallecidos a causa de esta, aún no vive el pico de la epidemia, de acuerdo con la opinión del epidemiólogo Jair Ferreira.
El especialista advirtió al portal Brasil de Fato que los meses de mayo y junio pueden resultar dramáticos, por la creciente cifra de muertes e infectados, y dijo que si bien los más optimistas creen que el pico de la epidemia ocurriría a mediados de mayo, él considera que será a mediados de junio.
Con 50 años de experiencia, que lo llevaron incluso a convertirse en consultor de la Organización Mundial de la Salud, Ferreira, quien actualmente enseña epidemiología en la Universidad Federal del estado Rio Grande do Sul, refirió además que el número de infectados en la nación sudamericana podría ser de 10 a 12 veces mayor que el reportado por las autoridades.
Señaló que una apertura de los comercios requiere de sentido común y reglas efectivas, para evitar que se cometan errores costosos.
Precisamente, la conducta negligente del presidente Jair Bolsonaro es uno de los argumentos esgrimidos en las más de 30 solicitudes de cesantía del mandatario solicitadas a la Cámara de Diputados brasileños.
Bolsonaro, quien ha hablado y actuado repetidas veces contra las recomendaciones sanitarias durante el período de la pandemia, es valorado como alguien que pone en riesgo la salud y la vida de los brasileños, especialmente de los más vulnerables.
Así lo reflejó en su petición la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), que significó que su actuación es “incompatible con el decoro y la dignidad que se exige a un jefe de Estado”.
Este jueves, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil formalizó, junto a otras organizaciones de izquierda y centro, la firma del documento que pide la destitución del presidente, la cual cuenta con el respaldo de 300 entidades democráticas, publicó Prensa Latina.
Declaraciones de Gleisi Hoffmann, presidenta del PT, dan cuenta de que al interior de esa formación se construye el consenso de que es el momento de trabajar a favor del juicio político al ultraderechista.
Entre los sustentos para someterlo a ese proceso, además de lo que ha ocurrido durante la emergencia sanitaria, se encuentra su participación en una manifestación pública, el 19 de abril, frente al Cuartel General del Ejército en Brasilia, durante la cual se solicitaba la intervención militar en la Cámara de Diputados, el Senado y el Supremo Tribunal Federal, órganos del Poder Legislativo y del Poder Judicial.
Organizaciones como la ABI apuntan que, al estimular esos actos contra poderes constituidos, “Bolsonaro incitó inequívocamente a la desobediencia de la ley y a la violación de la disciplina”.
Asimismo, pesa sobre el mandatario la denuncia del exministro de Justicia Sérgio Moro, en la cual lo acusa de injerencia política en la gestión de la Policía Federal.

KMG/RL/ Foto de portada: Adriano Machado / Reuters.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: