Brasil: La deforestación de la Amazonía en abril de 2020 es la más alta en diez años

Compartir

La deforestación del Amazonas aumentó un 171% en abril en comparación con el mismo período de 2019, según datos del Sistema de Alerta de Deforestación (SAD), el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente del Amazonas (Imazon), que no es vinculado al gobierno. La deforestación, la mayor en diez años en el país, representa 529 km² de bosque talado, que es aproximadamente equivalente al territorio del municipio de Porto Alegre. 

La deforestación ocurrió en seis estados: Pará, responsable del 32% de la deforestación; Mato Grosso (26%); Rondônia (19%); Amazonas (18%); Roraima (4%); y Acre (1%). Sin embargo, esto se reflejó en solo diez municipios: Altamira (PA), con 72 km²; São Félix do Xingu (PA), con 44 km²; Apuí (AM), con 38 km²; Porto Velho (RO), con 31 km²; Lábrea (AM), con 23 km²; Colniza (MT), con 22 km²; Novo Progresso (PA), con 16 km²; Candeia do Jamari (RO), con 14 km²; Cujubim (RO), con 14 km²; y Jacareacanga (PA), con 12 km². De estos, solo Apuí no está en la lista de prioridades de protección del Ministerio de Medio Ambiente .

Según Cristiane Mazzetti, uno de los responsables de la Campaña Amazónica de la ONG Greenpeace, el gobierno de Jair Bolsonaro (sin un partido) «implementó una política anti-ambiental , que debilitó los organismos de control, ya sea reduciendo el presupuesto, ya sea eliminando o cambiando posiciones estratégicas o reduciendo el número inspecciones Entonces, la capacidad de controlar el crimen ambiental en Brasil era mucho menor en ese gobierno”.

Este abril, las comunidades indígenas también se vieron afectadas por la devastación. Entre ellos se encuentra la Tierra Indígena Yanomami (TI), ubicada entre Roraima y Amazonas, que, según SAD, fue la segunda TI con la mayor área deforestada en abril. 

Durante el primer año del gobierno de Jair Bolsonaro, la deforestación en la Amazonía fue mayor en los territorios con presencia de pueblos indígenas aislados , como las comunidades yanomami. Según datos oficiales del sistema Prodes (Inpe), la deforestación en tierras indígenas en 2019 fue un 80% mayor en comparación con 2018. En los territorios con presencia de pueblos indígenas aislados, la deforestación aumentó en un 113%.

Según una encuesta del Instituto Socioambiental (ISA), TI Yanomami es uno de los más vulnerables a la pandemia causada por el nuevo coronavirus. Y es precisamente en este período de recomendaciones para el aislamiento social que la comunidad es una de las más afectadas por la deforestación, lo que refleja la explotación ilegal en el acto. 

Series históricas de deforestación en los meses de abril de los últimos diez años / Reproducción / Twitter

Tomado de Brasil do fato /Foto Portada: Lunae Parracho / AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: