Conocimiento y colaboración, claves en la detección temprana del coronavirus en Cuba

Compartir

¿Cuál es la clave del sistema de salud cubano en el enfrentamiento a la COVID-19? A esta interrogante de la revista Sputnik respondió la viróloga Odalys Valdés, jefa del Laboratorio de Referencia para los virus Influenza y otros virus respiratorios, del Instituto de Medicina Tropical «Pedro Kourí», de La Habana.

Lo que nos ha permitido asumir la detección temprana de la introducción, trasmisión autóctona limitada y la ocurrencia de eventos en algunas instituciones por el SARS-CoV-2 —dijo—, es poder disponer de recursos, de la colaboración con otras instituciones nacionales e internacionales y las lecciones aprendidas en eventos sanitarios pasados.

En la entrevista, reseñada por el sitio cubasi.cu, la Doctora Valdés recordó que el sistema de salud en Cuba ha enfrentado antes varias emergencias sanitarias asociadas a una etiología viral, con diferentes impactos sociales y económicos.

Entre las más recientes mencionó las arbovirosis que son trasmitidas por la picadura de mosquitos. También, la influenza pandémica originada por el virus influenza A (H1N1) pdm09, hace una década, de trasmisión similar a la del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Asimismo, la experta se refirió al ejercicio ordenado de la Dirección Nacional de Epidemiología en este sentido: “Existen Programas Nacionales de Vigilancia Integrales que abarcan los componentes de clínica, laboratorio y epidemiología, y desarrollan un sistema de vigilancia sistemática que permiten detectar oportunamente la ocurrencia de eventos inesperados de interés nacional”.

Disponemos de un plan de enfrentamiento para dar respuesta a desastres sanitarios genéricos —precisó—, en el cual un grupo de acciones que requieren el trabajo intersectorial son comunes independientemente del agente en particular.

“El desarrollo de las capacidades y la adquisición de tecnología para el fortalecimiento del diagnóstico y vigilancia a nivel de los laboratorios nacionales de referencia, radicados en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, son componentes de este plan”, dijo la Doctora Valdés.

Además, subrayó que el Laboratorio que encabeza “ha venido preparándose desde las alertas del año 2005, desde la emergencia de la influenza aviar A (H5N1) hasta las emitidas ante el coronavirus del Oriente Medio (MERS)».

¿La mejor experiencia ante la COVID-19? “Haber logrado elevar la cultura sanitaria en la población, particularmente en lo referente a la implementación de medidas de prevención y control imprescindibles para esta virosis como el uso de las mascarillas, la práctica frecuente de la desinfección, el distanciamiento social, entre otras«.

En lo personal, siente enorme satisfacción “al poder suministrar diariamente, junto a un gran equipo de trabajo muy sacrificado, los resultados del diagnóstico certero a muchas personas que están siendo atendidas por médicos muy capaces y humanos».

FP/RL

Foto de portada tomada de Sputnik

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario