Cuba celebra y defiende el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia

Por Cynthia Hernández Mayol

Aunque la jornada de este 2020 se desarrolla de manera inusual, condicionado por la crisis sanitaria que enfrentan muchas naciones, Cuba de todas formas celebrará este 17 de mayo el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia bajo el respeto al derecho a la libre y responsable orientación sexual e identidad de género.

Esta isla caribeña tiene el mérito que desde el 2019 ya alberga en sus líneas constitucionales el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos, la prohibición de la discriminación hacia las personas con sexualidades no heteronormativas, la protección de la seguridad familiar y la regulación de manera clara del matrimonio como una institución jurídica a la que cualquier persona puede acceder sin discriminación alguna.

De acuerdo con las declaraciones publicadas en el diario Granma de Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (CENESEX), la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social plantean hasta el 2030 la necesidad de enfrentar todo tipo de discriminación, incluida la motivada por la orientación sexual e identidad de género.

Las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia cada año cuentan para su realización con la coordinación del CENESEX de conjunto con el trabajo del Ministerio de Salud Pública y el Partido Comunista de Cuba, y otras instituciones del estado y el gobierno, así como también, estas han desarrollado campañas enfocadas hacia el espacio familiar, laboral, escolar para una mayor educación como ejercicio de justicia y equidad social.

Si bien el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y Bifobia se celebra cada 17 de mayo como un acto de conmemoración tras la eliminación de la homosexualidad en 1990 de la lista de enfermedades mentales por parte de la Organización Mundial de la Salud, hoy día es posible apreciar en la sociedad cubana y también extranjera manifestaciones de discriminación hacia personas con diferente orientación sexual a la heterosexual.

Por ello, Castro Espín percibe que;

“Aún falta un largo camino por recorrer«. Para eso educamos para el amor y la convivencia respetuosa, no para la perpetuación de relaciones de dominación ni de violencia. Educamos en los principios humanistas y democráticos que se inspiran en el paradigma emancipados del socialismo, en la libertad como compleja responsabilidad individual y colectiva. Seguiremos trabajando hasta alcanzar toda la justicia”.

Tomado de Cubasí

Foto de portada de BENSONKUA/FLICKR

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: