Cuba: Emergencia sanitaria en Centro Habana para salvar vidas

El territorio más populoso de la capital cubana, Centro Habana, es ahora también uno de los municipios con más alta tasa de incidencia de coronavirus, por encima de la media provincial. Acumula 105 casos positivos, de los 873 que acumulaba La Habana hasta este 12 de mayo, según informó el periódico Tribuna de La Habana.

Lo peligroso de este reporte es que a diferencia de otro municipio (Cotorro) con igual número de casos positivos hasta esa fecha, y donde se dispararon los contagios en una institución, aquí el riesgo epidemiológico se halla en todo el territorio, precisamente por lo densamente poblado y la situación habitacional, con viviendas en regular y mal estado, sumado a lo compacto de su arquitectura y la costumbre de sus habitantes de pernoctar tiempos prolongados en aceras y calles.

Desde el pasado 8 de mayo las autoridades decidieron reforzar las medidas de aislamiento social, en aras de preservar la vida de la población y frenar la propagación de la epidemia. Una de las restricciones es la no circulación de personas a partir de las ocho de la noche.

En los cinco Consejos Populares de la zona aumentará la estricta vigilancia epidemiológica, además del control en Centros de Asistencia Social y grandes centros laborales, además de tratamiento médico preventivo a todas las personas vulnerables, entre ellos los adultos mayores de 60 años. Se harán tomas de muestras para pruebas PCR y test rápido a un gran número de familias, previo consentimiento informado, en la búsqueda de portadores asintomáticos.

Se reforzarán también las medidas de bioseguridad a todos los trabajadores de la salud, y el reforzamiento de la vigilancia centinela de la fiebre y síntomas respiratorios, en grandes centros productivos como las fábricas de tabaco H. Upman y José Martí, la sede del Ministerio de Energía y Minas, la Fábrica del vidrio y otros, ubicados en Centro Habana.

Una de las preocupaciones de las autoridades es que la mayoría de los contagiados por la pandemia corresponden a trabajadores y personas entre 19 y 59 años. De ahí que el plan de intervención sanitaria en el territorio concibe el tratamiento médico a las personas vulnerables con el medicamento cubano Biomodulina T. También se administrará otro medicamento, el VAMENGOC-BC, que estimula asimismo las defensas del organismo, en poblaciones de alto riesgo, a la par que se cubrirá toda la población con las gotas homeopáticas PrevengHo-Vir.

El panorama requiere de organización y disciplina, de ahí que se le entregara a cada familia una tarjeta identificativa para hacer compras en las tiendas dentro de los límites del municipio, donde personas de otros territorios no podrán comprar. Además, se restringirán los horarios de venta en los establecimientos de 9:00 AM a 3:00 PM.

Al propio tiempo se dio a conocer que se incrementará el patrullaje policíaco para exigir el cumplimiento de las medidas sanitarias, y a quienes violen se le impondrán multas, y si es preciso se aplicarán otras de orden penal.

LG/RL/ Foto de portada: Ramón Espinosa/ AP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: