Cuba: Refuerzan medidas contra la COVID-19 en la capital

La Habana, con 822 casos de COVID-19 del total de 1729 diagnosticados hasta el cierre del 6 de mayo en Cuba, es el territorio del país con mayor cantidad de personas enfermas y el segundo en tasa de incidencia. Es por ello que el Consejo de Defensa Provincial (CDP) decidió este miércoles ampliar y profundizar las medidas de aislamiento social y otras, con el propósito de controlar y detener la transmisión de la enfermedad y lograr la estabilidad epidemiológica.

En la reunión de ese órgano, que contó con la presencia del vice primer ministro Roberto Morales Ojeda, el director provincial de salud,   doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, explicó que son siete las líneas de trabajo delineadas para la fase: incremento de medidas restrictivas de aislamiento social, vigilancia epidemiológica, reorganización de los servicios de salud, protección de los trabajadores del sector de la salud, control de los centros de asistencia social y grandes centros laborales, tratamiento médico a personas vulnerables y comunicación social.

En el caso de la primera línea de acción, se determinó que, desde el viernes 8, a las 20:00 (hora local), en los cinco consejos populares del municipio de Centro Habana, en el consejo popular de Luyanó Moderno, del municipio de San Miguel del Padrón, y en el consejo popular Latino, en el Cerro, se reforzaran las medidas de aislamiento social.

Esta disposición viene acompañada de mayor rigor en el enfrentamiento a quienes permanecen en las calles e incumplen las medidas sanitarias, tanto en estas localidades como en el resto de la capital.

En lo que respecta a la vigilancia epidemiológica, Martínez Blanco refirió que se priorizarán las pesquisas activas diferenciadas en grupos de alto riesgo social en 12 consejos populares, mientras que se recertificarán los 599 focos abiertos actualmente, para detectar casos asintomáticos.

El director provincial de Salud señaló que para la reorganización de los servicios se mantiene listo el hospital Julio Trigo, con 256 camas de reserva, y se acondicionan los hospitales Julio Díaz y Leonor Pérez, en caso de ser necesarios.

Otras medidas adoptadas son el control de las 93 instituciones sociales de la provincia y de grandes centros laborales, así como el suministro de Prevengho-Vir a la totalidad de la población en la capital y el tratamiento médico a personas vulnerables.

En este sentido, Martínez Blanco comentó que se iniciará el uso de la Biomodulina T en mayores de 60 años que se encuentran en hospitales psiquiátricos y centros médicos psicopedagógicos; asimismo, se hará la intervención con Biomodulina T + VA-MENGOC-BC en poblaciones de alto riesgo y con comorbilidades (mayores de 60 años), en una muestra en cuatro municipios de La Habana, a partir de la última semana de mayo.

La protección de los trabajadores de la salud es uno de los aspectos pioritarios fijados por el Consejo de Defensa Provincial, para lo cual se indicó incrementar las acciones de comprobación y exigencia del cumplimiento de las medidas de protección a quienes laboran en la atención directa a pacientes y en los Centros de Cuarentena. También se decidió el empleo del interferón nasal para el personal expuesto al mayor peligro de contagio.

“Con los medios con que hoy se cuentan, podemos garantizar realmente un verdadero control y garantizar que no tengamos más enfermos del sistema de salud pública”, dijo Morales Ojeda.

El vice primer ministro igualmente hizo alusión a que para lograr una verdadera contención de la COVID-19, las personas solo deben salir de casa a lo imprescindible, y solo aquellas que menos riesgos puedan tener por su edad y patologías de base.

KMG/RL

Foto de portada tomada de Xinhua 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: