Denuncia Cuba terrorismo y maniobra política de Estados Unidos

Estados Unidos decidió retornar a Cuba dentro de su lista de países patrocinadores del terrorismo en momentos en que La Habana hacía reclamos por el asalto a mano armada de su embajada en Washington, ocurrido el pasado 30 de abril, y denunciado por el canciller cubano como «silencio cómplice» del gobierno de Donald Trump con este hecho violento.

El gobierno de Trump, o mejor dicho, el propio Presidente norteamericano es quien enumera la lista y mantiene ahí a Irán, Corea del Norte, Siria, Venezuela y ahora a la mayor de las Antillas.

¿Cómo se explica que la sede diplomática cubana haya sido balaceada en Washington, sin respuesta alguna de Estados Unidos?

El Ministerio de Relaciones Exteriores ha vuelto a rechazar la infame inclusión de la República de Cuba en una lista del Departamento de Estado de los Estados Unidos referida a países que supuestamente no cooperan plenamente con los esfuerzos estadounidenses contra el terrorismo, hecha pública el 13 de mayo de 2020, la cual fue contundentemente impugnada por el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Se trata de un listado unilateral y arbitrario, sin fundamento, autoridad o respaldo internacional alguno y que, como se sabe, solo sirve a propósitos de difamación y coerción contra países que se niegan a acatar la voluntad del gobierno de los Estados Unidos en sus decisiones soberanas”, dice el documento publicado por el ministerio de Exteriores de Cuba.

Los Estados Unidos utilizan el argumento de la presencia en el territorio nacional cubano de miembros de la delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia. Acusa a Cuba de negarse a extraditar a 10 miembros de esa organización guerrillera, luego que la misma se adjudicara el atentado con coche bomba en la Escuela General Santander de Cadetes de Bogotá, que dejó 22 personas fallecidas y más de 60 heridas.

El gobierno cubano sostuvo y sostiene lo que corresponde, según los documentos acordados y la aplicación del Protocolo. Postura respaldada por la comunidad internacional.

Debe recordarse, dice el documento, que Cuba es un país víctima de numerosos actos terroristas organizados, financiados y ejecutados desde territorio de los Estados Unidos, por parte de grupos e individuos que han disfrutado allí de tolerancia y protección gubernamental, realidad que es de dominio público. Fue víctima también, en el pasado, del terrorismo de Estado perpetrado directamente por el gobierno de los Estados Unidos, que actuó en ocasiones en contubernio con el crimen organizado de ese país. Por acciones de este tipo han muerto 3478 cubanos y 2099 sufren o han sufrido algún tipo de discapacidad.

El pasado 30 de abril, la Embajada de Cuba fue objeto de una agresión terrorista. El gobierno estadounidense mantiene desde entonces un silencio cómplice, sin condenar o siquiera rechazar el hecho, y se abstiene de tomar acciones contra personas y grupos terroristas radicados en territorio estadounidense que incitan a la violencia contra Cuba y sus instituciones.

Muchos gobiernos y personas sensatas del mundo se preguntan: ¿Qué puede significar una lista, cuyo autor es el país que más terrorismo practica en todo el planeta? Esperemos que el mundo, sacando sus propias conclusiones, pueda respetar o no semejante documento elaborado por los Estados Unidos.

ST/RL

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: