El petróleo requerirá décadas para recuperarse luego de la pandemia

La brusca caída de los precios del petróleo causada por la crisis del coronavirus, sólo empezará a desenredarse cuando China comience su recuperación, afirmó a Sputnik Fernanda Delgado, una especialista en petróleo, gas y energía de la Fundación Getúlio Vargas de Río de Janeiro.

Es impredecible saber cuál será la nueva normalidad de la demanda de petróleo una vez que el COVID-19 quede atrás, es probable que sea más baja de lo que era en 2019 y siga así durante años, se creará un exceso de capacidad en toda la cadena de suministro de petróleo que afectará los precios.

Los analistas de Citigroup no ven que el consumo de combustible de aviones vuelva al nivel del año pasado hasta 2022. El director general de Boeing sugiere que el tráfico de pasajeros podría no volver a los niveles de 2019 hasta dentro de tres años.

Cuando termine la pandemia, muchos renunciarán a los desplazamientos diarios en favor de trabajar desde casa más a menudo, y los empleadores estarán encantados de satisfacer sus deseos. Después de meses de teleconferencias exitosas, los viajes de negocios que ayudaron a mantener los aviones llenos de viajeros con altos salarios también pueden reducirse. Estos cambios pueden impulsar el uso de la electricidad y reducir la demanda de combustible, es la previsión que han hecho los especialistas.

La industria puede sobrevivir a una pequeña caída de un 5% en la demanda a largo plazo, pero que le será mucho más difícil prosperar.

«Una pérdida como esa causará un exceso de capacidad estructural, a través de la cadena de suministro de petróleo” pronostica el analista de Bloomberg, Julian Lee. “Habrá demasiados pozos para sacar el petróleo, demasiados barcos para moverlo, demasiadas refinerías para procesarlo», advierte.

Al mismo tiempo, Lee señala que una caída prolongada de la demanda aumentará la competencia.Estudiosos del tema consideran que existe una destrucción de la demanda muy grande y recomponerla costará bastante, y se considera que hará falta una locomotora muy fuerte, y la única que existe hoy en la economía mundial es China, ni siquiera EEUU es tan fuerte, no tiene las inversiones en infraestructuras del porte de China, estimó la investigadora Fernanda Delgado.

En Estados Unidos, un día después de que el precio del petróleo estadounidense WTI cayera en picado hasta su mínimo histórico de -37,63 dólares por barril, el presidente Donald Trump ha prometido tomar medidas para solucionar la situación.

A través de su cuenta personal de Twitter, el mandatario estadounidense ha aseverado que jamás dejará caer “la gran industria del petróleo y gas de EE.UU.”.

Trump ha hecho promesas que no podrá cumplir, el mandatario quiere aprovechar el bajo precio del crudo, que cotizó en negativo por primera vez en la historia. La Reserva Estratégica de su país es la más grande del mundo y tiene capacidad para unos 800 millones de barriles almacenados en tanques de Texas y Louisiana

Si bien la OPEP y sus aliados productores de petróleo finalizaron un pacto a principios de este mes para reducir la producción en 9,7 millones de barriles por día a partir del 1 de mayo, se teme que no sea suficiente para contrarrestar la caída de la demanda.

ST/RL

Foto de portada de Christopher Sell/ Bloomberg

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: