En Cuba cantaron balcones y ventanas este Primero de Mayo

Nunca antes el Himno Nacional había brotado desde el mismo corazón de cada hogar cubano.

A una sola voz, compartiendo igual un sentimiento, los habitantes de esta tierra, hoy marcada por la pandemia que golpea al mundo, entonamos el canto patrio a las ocho horas de este Primero de Mayo.

Fue una emoción diferente, en la que al tradicional sentir por los  trabajadores del mundo se añadieron en esta oportunidad imágenes inéditas y conmovedoras, de esas que mueven los sentimientos más hondos: el rostro del médico del barrio que cada mañana parte a su puesto y apenas puede identificársele la acostumbrada sonrisa tras nasobuco y  careta; el del chofer que sigue junto al timón porque muchos le necesitan, y también la expresión de triunfo de aquella señora que la ciencia y el amor rescataron de las pezuñas de la COVID-19.

“Agrupémonos todos en la lucha final” convoca el Himno de la Internacional, que también ha resonado en esta mañana de viernes por altavoces, por ventanas. Y sí, aquí estamos, agrupados todos como siempre, pero ahora también cerrando filas por la vida en la lucha contra ese coronavirus malévolo.

Volveremos a abrazarnos los trabajadores de esta Cuba, su pueblo todo; los niños retornarán a jugar en los parques… La vida regresará a su normalidad  “el día que el triunfo alcancemos”, y así será, ese Himno Nacional que vibró hoy en cada casa cubana convertida en plaza, lo ha ratificado.

Por Vladia Rubio

Tomado de Cubasi

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: