En Italia piden Nobel de la Paz para médicos cubanos y en EEUU proponen cooperación sanitaria con Cuba

La Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (ANAIC) se sumó hoy a la propuesta de considerar al Contingente Internacional de Médicos Henry Reeve para el Premio Nobel de la Paz., mientras en el Congreso de Minnesota, Estados Unidos, legisladores presentaron una iniciativa en favor de la colaboración médico y científica con la mayor de las Antillas.

En Roma un comunicado, la organización solidaria señala que ante la pandemia actual, la solidaridad de Cuba es conocida y apreciada en todas partes a través de la colaboración de sus brigadas médicas las cuales, “por su preparación, competencia y especialización han acudido en ayuda de muchos países, entre ellos Italia”.

Su papel -precisa la declaración- fue decisivo en la lucha contra el virus del Ébola en África occidental, durante el terremoto en Pakistán y Guatemala, contra el cólera en Haití y en muchos otros lugares afectados por desastres naturales y grandes epidemias.

Tras recordar el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud a “la labor solidaria y humanista» de las brigadas sanitarias de la mayor de las Antillas, la ANAIC destaca la participación de alrededor de muchos de sus miembros en la lucha contra la Covid-19 en todo el mundo.

Por tales razones “y por la universalidad de los valores que respaldan la candidatura para el Premio Nobel de la Paz”, la agrupación invita a las asociaciones de solidaridad con Cuba, las organizaciones sociales, culturales y políticas y la ciudadanía a sumarse a los llamamientos a favor de la candidatura.

Sugiere también a los promotores de las campañas en marcha con ese objetivo, la formación de un Comité Internacional para “unidos lograr el mayor número posible de adhesiones para lograr este gran e importante objetivo”.

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, Henry Reeve, fue creado en 2005 por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Al intervenir este lunes en la 73 Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud, realizada de forma virtual, el Ministro cubano de Salud, José A. Portal, refirió que más de 2.300 colaboradores organizados en 26 brigadas del Contingente Henry Reeve, contribuyen hoy en la lucha contra esta Covid-19 en 24 países. A ellos se suman, dijo, los más de 28.000 profesionales de la salud que ya se encontraban en 59 naciones.

Mientras tanto, una resolución introducida en la legislatura del estado norteamericano de Minnesota llama a la colaboración médica y científica con Cuba para enfrentar la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2 que golpea hoy al mundo.

El documento pide que el gobernador de Minnesota, el demócrata Tim Walz, oriente al Departamento de Salud y a otras agencias investigar el potencial de la colaboración con la isla para obtener asistencia crucial y experiencia que beneficie a los residentes del estado en medio de la crisis sanitaria.

Además, establece que la legislatura de Minnesota llame al Congreso y a la Presidencia de Estados Unidos a levantar las restricciones que impiden el acceso a la experiencia médica cubana, incluida la importación de Interferón Alfa-2B Recombinante para combatir más eficazmente el coronavirus causante de la enfermedad Covid-19.

La resolución SF 4619, de la autoría de las senadoras estatales Sandra Pappas y Patricia Torres Ray, también comprende que la legislatura inste a otros territorios norteamericanos a unirse a esta acción y aprobar el mismo documento u otros similares.

La resolución apuntó que la nación caribeña ofrece regímenes de tratamiento que usan su fármaco Interferón Alfa-2B Recombinante, el cual no ha sido aprobado para su uso en Estados Unidos debido a mayores restricciones contra la colaboración con Cuba.

Resaltó, además, que en un extenso manual médico sobre cómo tratar la Covid-19, recientemente publicado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, China, ese medicamento es “un componente crucial del tratamiento antivírico para combatir el coronavirus y también se usa como medida preventiva para proteger a los trabajadores de la salud del contagio”.

El documento indicó que más de 80 naciones han mostrado interés en adquirir ese fármaco cubano, lo cual demuestra confianza en el éxito de la terapia para enfrentar la pandemia.

Asimismo, recordó que el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba hace casi 60 años ‘ha restringido severamente la colaboración en investigación científica y médica’, y remarcó que los residentes de Minnesota se beneficiarían de la experiencia médica de la isla, como lo han hecho muchos países del mundo.

OOL/ RL/ Foto de portada: 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: