Estados Unidos deporta latinoamericanos enfermos de Covid-19

Compartir

Estados Unidos ha tomado la medida de deshacerse de lo molesto con la práctica despiadada de deportar en estos momentos a latinoamericanos y caribeños enfermos de la Covid-19, con lo cual pone en riesgo la vida de los contagiados, facilita la infección, pone el crisis los sistemas de salud de países pobres, pero se libra de los gastos y las cifras que suman estos inmigrantes.

Los datos afirman que el coronavirus continúa propagándose en Estados Unidos., país ahora tiene casi cien mil muertos por la pandemia. Debido a la crisis, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha impuesto estrictas restricciones de entrada y normas contra la inmigración. No obstante, aviones con deportados continúan despegando hacia América Latina y el Caribe. Entre los pasajeros hay varios infectados con el nuevo coronavirus.

El canal alemán DW, reproduce lo dicho por Ariana Sawyer, experta en inmigración para el programa Human Rights Watch para Estados Unidos: “»El Gobierno de Estados Unidos es definitivamente responsable de la propagación de la pandemia de COVID-19″, «A pesar de las restricciones de viaje en todo el mundo y en contra de la recomendación de los expertos en salud, la agencia de inmigración ICE ha deportado a las personas que dieron positivo con el virus», agregó la experta.

EE. UU. ha restringido severamente las fronteras, pero en un solo sentido: Washington permite vuelos de deportación a América Latina con personas a bordo contagiadas con la Covid-19.

Guatemala, por ejemplo, es un país que lucha particularmente con las consecuencias de estas deportaciones. En las últimas semanas, el Estado centroamericano ha tenido que suspender repetidamente vuelos de deportación desde Estados Unidos. No obstante, Guatemala no quiere meterse con el poderoso socio del norte, por lo que migrantes continúan siendo enviados sin mucho esfuerzo. Después de todo, esta política estadounidense es bien recibida por los posibles votantes de Trump. Recientemente, un funcionario del Gobierno de Estados Unidos le dijo a la revista The New Yorker que la Casa Blanca «no tiene tiempo para las pamplinas de Guatemala. Las deportaciones deben continuar». Trump, por su parte, ha amenazado a países que se niegan a aceptar migrantes deportados.

Los vuelos de deportación desde Estados Unidos exacerbaron la crisis del coronavirus en su país, dijo el ministro de Salud de Guatemala, quien no dudó en nombrar a Estados Unidos «el Wuhan del continente americano».

El Gobierno del presidente Alejandro Giammattei se quejó del elevado número de retornados positivos con Covid-19, Estados Unidos envió expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el centro estatal para la prevención de la salud, a Guatemala. Examinaron a 12 inmigrantes seleccionados al azar que habían venido a Guatemala desde Estados Unidos en un vuelo de deportación. Los 12, según Giammattei, dieron positivo.

Estados Unidos ha decidido además, suspender la entrada a su territorio –por encima de cualquier concepto- de todas aquellas personas que durante los últimos 14 días hayan estado en Brasil, segundo país más castigado por la pandemia de la Covid-19.

En un comunicado de la Casa Blanca, el presidente, Donald Trump, ha explicado que ante el «amplio» y «continuo» crecimiento del número de casos que está experimentando Brasil, esta situación «amenaza la seguridad» del sistema de transporte e infraestructura y la seguridad nacional estadounidenses.

ST/RL

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: