Guatemala: Recomiendan declarar emergencia nacional por crisis alimentaria

Por Dailenis Guerra Pérez.

Anunciar una emergencia nacional por la crisis alimentaria que amenaza con volverse hambruna en Guatemala, fue la recomendación ofrecida hoy al Congreso de esa nación por Jordán Rodas, el Procurador de los Derechos Humanos  (PDH).

La situación que acontece en el país se eleva a categoría de amenaza a la seguridad nacional, argumenta Rodas en un comunicado difundido en las redes sociales de la PDH en medio del impacto de la Covid-19, publica Prensa Latina (PL).

La falta de preocupación y el desaire ante la crisis,  “acelera inimaginables condiciones de hambruna en aquellos que ven agotarse sus pequeñas reservas de ingresos y alimentos básicos por la desaparición de empleos y el aumento de las restricciones de movilización, lo cual dificulta aún más la búsqueda de oportunidades”, alega Rodas, quien alerta que en las regiones de San Marcos, Huehuetenango, las Verapaces y el suroriente, la hambruna está tocando el umbral de las familias vulnerables.

La Procuraduría llama la atención sobre los programas del Gobierno para enfrentar la actual crisis económica provocada por la Covid-19, procesos que califica de “exageradamente burocratizados y carcomidos por prácticas discrecionales y opacas”, destaca PL.

En Guatemala los recursos alimenticios no son recibidos por los más desfavorecidos, o cuando llegan no son suficientes; incluso se priorizan las zonas de fácil acceso obviando a los desposeídos que permanecen aislados geográficamente.

Rodas ejemplificó  que en las zonas de producción de alimentos agropecuarios esenciales no está prevista la asistencia técnica ni financiera del Estado, lo cual, si se sigue atrasando o improvisando, prolongará dolorosamente más las condiciones de supervivencia de la población.

Razonablemente,  la PDH pide al Gobierno derribar urgentemente  las trabas burocráticas que caracterizan  el manejo de los programas y a ejercer un control más estricto, fiscalización y autoría social sobre el proceder de los servidores públicos en cada jerarquía.

La crisis en Guatemala  ha estado mitigada con redes comunitarias de autoayuda y con el importante aporte de las comunidades migrantes. Para paliarla, en abril el Congreso aprobó varios decretos y una ampliación presupuestaria que permitió al Ejecutivo diseñar 10 programas  de ayuda para las familias más vulnerables con un amplio abanico de opciones.

Sin embargo, no hubo un final tan feliz, solo dos están teniendo impacto, el Bono Familia y el Fondo de Protección del Empleo. Uno de los más esperados; el Programa de Dotación Alimentaria para apoyar a 1,2 millones de hogares con víveres o transferencias no condicionadas, aún está en proceso  mientras la ausencia de alimentos se acrecienta. 

RL/ Foto de portada: EFE. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: