Incertidumbre científica ante la detección de un posible grupo de personas inmunes a la COVID-19

Una de las preimpresiones (1) más recientes publicadas por la revista científica Nature indica que individuos que superaron el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), en 2003, poseen anticuerpos capaces de evitar la infección con el SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

El estudio se basó en el análisis realizado por un equipo de científicos de Estados Unidos y Suiza, quienes aislaron de las células de una persona que superó el SARS, un total de 25 anticuerpos, de los cuales ocho resultaron ser eficaces en la neutralización de ambos virus.

Detalla el informe que dentro de los seleccionados, el anticuerpo S309 es particularmente potente contra el nuevo coronavirus. La conclusión fue realizada cuando los expertos descubrieron que el anticuerpo puede unirse a la llamada proteína S en forma de espiga del SARS-CoV-2, mecanismo que impide la penetración del virus a las células sanas.

Los autores informaron que aún deben demostrar la efectividad del anticuerpo en los organismos vivos, pues solo se ha estudiado en laboratorios.

Ante la noticia, expertos rusos entrevistados por Sputnik señalaron que el descubrimiento de la inmunidad cruzada (estado en que la inmunidad contra un microorganismo defiende contra otro) no tiene sentido práctico, pues no acelerará el desarrollo de la vacuna contra la COVID-19.

En este sentido, la doctora en ciencias biológicas y profesora de la Universidad Lomonósov de Moscú, Olga Kárpova, destacó que “el hallazgo de un tratamiento definitivo será imposible porque la vacuna contra el SARS no fue desarrollada en grado necesario para su amplia aplicación y porque es preferible elaborar una vacuna contra el agente morbífico concreto que provoca la actual pandemia”.

Por otra parte, el director del Instituto de Parasitología y Enfermedades Tropicales de la Universidad Séchenov de Moscú, Alexandr Lukashov, dijo que la adquisición de la inmunidad cruzada es muy probable, pero que no tenía utilidad para el mundo entero, puesto que solo, cerca de 8 mil personas en todo el planeta, se infectaron con el SARS.

De acuerdo con la información publicada por la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., a escala global se han registrado más de 4,8 millones de casos de infección por el nuevo coronavirus, en los cuales se incluyen más de 319 mil decesos.

Nota: (1) Es una versión de un artículo académico que precede a la revisión formal entre pares y publicación en una revista científica.

PGS/ RL/ Foto de portada: Stephanie Lecocq/ EFE. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: