La Covid, Trump y Bolsonaro, tres pandemias letales

La revista The Lancet acaba de publicar un artículo avalado por científicos que la hidroxicloroquina y la cloroquina reducen notablemente las posibilidades de supervivencia en  pacientes contagiados por la Covid-19. Sucede que estos dos fármacos son los recomendados para sus conciudadanos por los presidentes Donald Trump de Estados Unidos y Jair Bolsonaro de Brasil.

Médicos especialistas analizaron las historias clínicas de más de 96 mil pacientes de 671 hospitales en seis continentes del mundo, para comprobar la eficiencia de esos fármacos, desarrollados originalmente para el tratamiento de la malaria, informa Russia Today.

Dividieron el total de los casos en cuatro grupos: los que recibían el tratamiento con cloroquina; cloroquina y un macrólido (grupo de antibióticos al que pertenece, entre otros, la azitromicina); hidroxicloroquina; e hidroxicloroquina con un macrólido. A todos los demás (excepto a los que tomaban remdesevir o empezaron el tratamiento dos días después del diagnóstico o requirieron ventiladores) los incluyeron en un grupo de control.

Según informa el canal Russia Today, tras determinar la tasa de mortalidad para cada conjunto por separado, los científicos descubrieron que se diferenciaban considerablemente. En el grupo de control, murieron un 9,3 por ciento de los pacientes, lo que fue menos del promedio (11,1 por ciento). Sin embargo, entre los que tomaron cloroquina la mortalidad fue de 16,4 por ciento; con cloroquina más un macrólido, 22,2 por ciento; hidroxicloroquina, 18 por ciento; e hidroxicloroquina con un macrólido, 23,8 por ciento.

El tratamiento con tales fármacos aumentó el riesgo de muerte de 1,27 a 1,53 veces, dependiendo del plan en específico.

«No pudimos confirmar un beneficio aportado por la hidroxicloroquina o cloroquina, cuando se usan solos o acompañados. Cada uno de estos regímenes farmacológicos se asoció con una disminución de la supervivencia en el hospital y una mayor frecuencia de arritmias ventriculares cuando se usa para el tratamiento de la Covid-19«, aseveraron los médicos que realizaron este estudio.

Con estos resultados científicos y otros más, los Presidentes Donald Trump y Jair Bolsonaro siguen cacareando los beneficios del uso de dichos fármacos, y lo que es peor, existen personas que les creen y los utilizan. ¿Cómo es posible que la Organización Mundial de la Salud y la ONU, no hayan demandado a estos Presidentes?

América Latina se ha convertido en el epicentro de la Pandemia, en total, en la región han muerto más de 34 mil personas por el brote y se han infectado 617 mil individuos, en comparación con los 338 mil fallecimientos y 5,2 millones de contagios que se han registrado en todo el mundo. Brasil es ahora el centro, el país de mayores contagiados del continente americano, supera los 20 mil muertos desde que comenzó la pandemia. El pasado martes 19 de mayo Brasil superó por primera vez la barrera del millar de víctimas mortales en un día al reportar mil 179.

Mientras el Presidente Bolsonaro “receta” a los ciudadanos de Brasil un fármaco equivocado, sobre toda la cuenca del río Amazonas puede haber por lo menos 20 mil personas contagiadas por el virus. La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, ha afirmado que “Allí la incidencia tiende a ser el doble, sin una acción inmediata, estas comunidades enfrentarán un impacto desproporcionado”, añadió la representante. Y a medida que avanza la pandemia en el Amazonas, los indígenas quedan más expuestos.

ST/RL

Foto de portada tomada de Alamay/New Yorker 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: