La inteligencia de EEUU todavía está averiguando donde se originó el Covid-19

Estados Unidos ha registrado durante las últimas 24 horas 2 mil 333 muertes por causa de la Covid-19, lo que duplica la cifra de decesos de la jornada anterior, cuando fallecieron mil 15 personas. De acuerdo con los datos proporcionados por la Universidad Johns Hopkins, el total de fallecidos en ese país asciende a 71 mil  031, mientras que la cifra de infectados es de un millón 203 mil 673.

De acuerdo con una publicación de BBC, si en algo se ponen de acuerdo los especialistas es en que Estados Unidos tenía que haber tomado medidas más serias y amplias mucho antes de que lo hiciera. «Podría haber sido un poco diferente», afirma la nota, los cuestionamientos al gobierno de EE.UU. por «no actuar a tiempo» para contener el coronavirus y evitar miles de muertos son  muchos y variados.

El propio equipo de la Casa Blanca al frente de la lucha contra la covid-19 reconoció esos errores. El doctor Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. y quien es una de las caras más visibles del equipo de respuesta del país a la pandemia, admitió que «nadie negará» que medidas de mitigación tempranas podrían haber salvado vidas.

Estados Unidos informó de su primer caso el 21 de enero y 10 días después el gobierno tomó la primera medida importante al decretar la prohibición de entrada a EE.UU. de extranjeros que hubieran visitado China en los últimos 14 días.

Pese a que los expertos valoran la acción, critican que no fuera acompañada de otras directivas para preparar al país. Entre otras cosas, el gobierno no recomendó a la ciudadanía cumplir con normas de distanciamiento social hasta mediados de marzo.

A ello se sumaron las polémicas y contradictorias declaraciones por parte del presidente, que llegó a comparar la covid-19 con una «gripe», y asegurar que el virus se pasaría con «el calor» como «si fuera un milagro» e insistir en que el país lo tenía todo controlado.

En medio de un escenario dantesco por la Covid-19, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, el miércoles 6 de mayo,  criticó a China por falta de transparencia en torno de la pandemia del coronavirus y señaló que el comienzo del patógeno sigue siendo objeto de investigación por parte de la inteligencia de Washington.

«China podría haber evitado que el mundo cayera en un deterioro económico global. Tenían una opción, pero en cambio China ocultó el brote en Wuhan», declaró el político durante una rueda de prensa en Washington. «China todavía se niega a compartir la información que necesitamos para mantener a la gente segura», agregó.

Asimismo, Pompeo comentó las palabras del jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Mark Milley, que informó que no tiene la respuesta a la pregunta sobre el origen del SARS-CoV-2.

El pasado jueves, Donald Trump afirmó que está convencido de que el patógeno fue creado en un laboratorio de Wuhan. Tres días después, Pompeo respaldó esa versión y aseguró que una «evidencia enorme» la corrobora. Este martes, Trump de nuevo se pronunció sobre el tema y declaró que «dentro de un tiempo» su país publicará un informe que detallará el origen del virus.

¿Son estos tiempos de ver dónde y quien provoco el virus, o dedicarnos a enfrentarlo?

ST/RL

Foto de portada tomada de Reuters  

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: