La vacuna contra la Covid-19: La manzana de la discordia

El mundo, o mejor dicho, científicos de varios países del mundo, trabajan arduamente en la búsqueda de una vacuna que prevenga, un medicamento que cure y alivie a los enfermos de La Covid-19. Un artículo publicado por el canal Russia Today afirma que la carrera olímpica por la vacuna contra esta enfermedad, va contra el reloj.

Los resultados de la primera fase de los ensayos clínicos de un candidato a vacuna contra la Covid-19 en China, indican que es segura, bien tolerada y capaz de crear una respuesta inmunológica contra el virus  SARS-CoV-2 en humanos.

El responsable de este ensayo clínico, afirma la agencia EFE, es el Instituto de Biotecnología de Pekín, en China, y sus resultados se publican en la revista científica The Lancet.

El estudio se ha realizado en 108 adultos sanos entre 18 y 60 años y demuestra «resultados prometedores» después de 28 días.

«Estos resultados representan un hito importante», señala Wei Chen, del Instituto de Biotecnología de Pekín, para quien este ensayo demuestra que una sola dosis de la nueva vacuna, que utiliza un vector adenovirus tipo 5 (Ad5-nCoV), produce en 14 días anticuerpos específicos contra el virus y células T, un tipo de glóbulos blancos que juega un papel clave en la respuesta inmune.

Estas noticias pueden convertir este trabajo científico en un candidato potencial de la tan añorada vacuna.

Estados Unidos, según ha asegurado el Presidente Donald Trump, está a punto de crearla, pero no la compartirá con los países  que más lo necesitan.

De acuerdo con los datos más recientes, el mundo superó los cinco millones de casos confirmados de covid-19, con un record de más de 100 mil contagios diarios, unos países con mejores respuestas sanitarias que otros, con políticas más acertadas que otros, intentan acabar con una pandemia que no se rinde, por lo que ha quedado claro que el único que puede detener esta enfermedad es una vacuna.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que la distribución de la futura vacuna contra el coronavirus debe ser «equitativa». Al dar un ultimátum a esta institución internacional, el presidente estadounidense Donald Trump hace pensar que las preocupaciones de los diplomáticos africanos, que consideran que no les darán acceso a ese descubrimiento, son más que justificadas.

La vacuna aún no ha sido fabricada en ningún país, pero ya provoca mucha disputa. El asunto del acceso prioritario a este medicamento fue causa de un escándalo en Francia. En una entrevista con Bloomberg, el presidente de la farmacéutica Sanofi, Paul Hudson, afirmó que «el gobierno norteamericano tendrá derecho a hacer los mayores pedidos previos de la posible vacuna, ya que ha invertido mucho y tomado muchos riesgos».

Estas declaraciones fueron criticadas el presidente de la nación, Emmanuel Macron, con una afirmación categórica: «La vacuna contra el coronavirus será un bien público, fuera de las leyes del mercado». El canciller alemán, Angela Merkel, insistíó en que ese hallazgo debe ser «para todas las personas».

Mientras Estados Unidos continua dando palos de ciego con su política de enfrentar la pandemia, intenta imponer su prepotencia de manera tal que ya algunos comentan que la nueva vacuna contra la Covid-19 se llamará “América First”.

ST/RL

Foto de portada de Dado Ruvic / Reuters 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: