Por la infancia, una alerta al mundo

Compartir

La directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Henrietta Fore, afirmó que es necesario un esfuerzo internacional para proteger a la infancia durante la crisis de la covid-19. Ese organismo focaliza el esfuerzo en seis aristas.

Mantener a los niños sanos y bien alimentados: Los sistemas de salud sobrecargados son una gran amenaza, pues en las partes más pobres del mundo los que necesitan servicios básicos, incluidos aquellos para protegerse contra enfermedades como la neumonía, la malaria y la diarrea, corren el riesgo de no recibirlos. A medida que los sistemas de salud se estiren, ellos perderán la vida por causas prevenibles.

Agua, saneamiento e higiene: Para muchos menores en el mundo, las instalaciones básicas de agua e higiene están fuera de su alcance. Algunos no tienen agua segura, porque viven en áreas remotas o en lugares donde está contaminada. Se les debe priorizar para llegar a más niñas y niños con esas instalaciones.

Niños y educación: La pandemia provocó el cierre de escuelas, teniendo que ser educados los niños en casa. Pero esa vía no es factible para todos, pues persisten en el mundo brechas en el acceso a la información. Al no tener todas las niñas y niños internet, libros o útiles escolares, se debe hacer más para que todos puedan acceder de igual forma al aprendizaje.

Familias y necesidades del niño: El impacto socioeconómico será más difícil para los niños más vulnerables del mundo. Muchos ya viven en la pobreza, y las consecuencias de las medidas corren el riesgo de sumirlos aún más en dificultades. Los gobiernos han de ampliar medidas de protección social y políticas que conecten a las familias con la atención médica, la nutrición y la educación que salvan vidas.

Niños, violencia, explotación y abuso: Tener en cuenta los riesgos de niñas y niños vulnerables, incluidos los que enfrentan discriminación y estigma, al planificar el distanciamiento social. Apoyar a los que están separados de sus padres, y prepararse para otros que buscan protección y soluciones de salud mental.

Refugiados y migrantes: La mayoría ve limitada su atención médica. Tener en cuenta las necesidades humanitarias durante la covid-19, pues depende de la comunidad mundial unirse en apoyo de los que se separan de sus familias y hogares.

Tomado de Telesur

Foto de portada de Mohamed / Unicef

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: