Protesta personal de salud en Bélgica por escasez de recursos y alza de contagios por Covid

Los trabajadores del hospital Saint-Pierre de Bruselas recibieron a la primera ministra belga, Sophie Wilmès, con una protesta que le ha dado la vuelta al mundo. De espaldas y en silencio, el personal sanitario protestó por bajos salarios y pésimas condiciones para enfrentar la pandemia, que hasta este 17 de mayo registraba más de 55 mil infectados y 9 052 fallecidos, según informó la agencia Reuters y varios diarios del mundo.

El video, acreditado a la AFP, ha alcanzado en Youtube más de 80 mil visualizaciones (www.youtube.com/watch?v=J2a23LVwmPk), y sorprende ver cómo en una fila a ambos lados de la entrada del hospital los sanitarios se van volteando a medida que avanza la caravana de Sophie Wilmès, quien apenas lleva seis meses en el cargo.

Bélgica, capital de la Unión Europea, es hoy una de las naciones con proporciones de contagio por ciudadano (11 millones de habitantes) y tasas de mortalidad per cápita más altas del mundo, según reseña El País.

La situación llevó a que el Gobierno impulsara un decreto que obliga a los trabajadores a ir a laborar para atender la crisis. Esto, sumado al descontento general que ya existía por la falta de empleados, de recursos y el precario salario de los enfermeros y enfermeras, llevó a la protesta este domingo contra la mandataria, según el diario argentino Página 12.

El descontento crece en Bélgica, uno de los países cuyos gobiernos activaron cuarentenas parciales para no afectar la economía, y ahora prepara el levantamiento progresivo de las medidas de confinamiento. Los médicos denuncian falta de guantes, barbijos, respiradores mecánicos y demás material de seguridad sanitaria, por cuya carencia aumenta la cantidad de médicos, enfermeros y pacientes contagiados por coronavirus.

La mortalidad en Bélgica es excepcionalmente alta, con niveles sin precedentes, sobre todo en el período comprendido entre el 1 y el 12 de abril», indicó la Universidad Vrije de Bruselas (VUB) en un comunicado. El 10 de abril se registraron, por ejemplo, 639 muertes. Abril fue el mes «más mortífero desde la Segunda Guerra Mundial, tanto en cifras absolutas como per cápita», según el estudio.

La política nos da la espalda constantemente frente a nuestras llamadas a la ayuda”, declaró un enfermero, que pidió anonimato, a la radiotelevisión pública RTBF. “Los equipos tienen pocos recursos humanos y las tasas de estrés lo demuestran. Pedimos que nuestro oficio sea revalorizado”, añadió.

Un portavoz de la primera ministra explicó que Wilmes había hablado durante 40 minutos con los representantes de los manifestantes y que la atmósfera en el interior del hospital había sido cordial. “Situación sanitaria, protecciones, carga mental, valorización del oficio, financiación de las curas de salud, ningún tema fue descartado”, escribió Sophie Wilmes en un tuit. @Sophie_Wilmes.

Según Página 12, la OMS elogió al gobierno por realizar un conteo de fallecidos más preciso que algunos de sus vecinos, lo que podría reflejarse en una mayor tasa de mortalidad.

LG/RL

Foto de portada tomada de Página12

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: