«Taita, diga usted cómo»: El primer libro publicado por Onelio Jorge Cardoso

Por Dailenis Guerra Pérez/RL

El primer libro publicado por Onelio Jorge Cardoso tuvo ese nombre. Taita… fue preparado por José Antonio Portuondo y estrenado en México en 1945, el mismo año en que su autor mereciera el primer premio en el prestigioso concurso Alfonso Hernández Catá con su obra Los Carboneros.

Historias que emanaban del ingenio del destacado narrador cubano. Onelio tenía voz singular. Su obra es de importancia trascendental, pues reclama el derecho y la necesidad del hombre de campo al pleno disfrute de otras vertientes de la realidad, gracias a los privilegios de la poesía y la imaginación.

Un día como hoy, hace 106 años nació el cuentero mayor. Allá en Calabazar de Sagua, pequeño pueblo de la antigua provincia de Las Villas. Su pasión por el poder de la palabra le viene desde muy joven, cuando comenzó a escribir.

Mientras desarrollaba su vocación de escritor, realizó diversas labores, entre ellas la de vendedor ambulante y la de maestro rural junto a Raúl Ferrer, en una pequeña escuela del Central Narcisa.

Cuando se instaló en la capital, a finales de la década del 40 del pasado siglo, traía a cuestas ya los reconocimientos a su joven carrera: el premio que ganó en 1936 durante un concurso de cuentos de la Revista Social, un libro publicado y el Alfonso Hernández Catá que ganara con Los Carboneros.

La carrera de Onelio andaba suelta por La Habana. Fue redactor de noticiero, en la emisora Mil Diez, Jefe de Redacción del noticiario cinematográfico Cine-Revista y escribió además libretos para la radio comercial. Sus cuentos jugueteaban en las páginas de revistas, antologías y en sus propios libros.

Después del Triunfo de la Revolución Cubana, el primero de enero de 1959, desempeñó varias responsabilidades: dirigió el Instituto de Derechos Musicales, fue jefe de reportajes especiales en el Periódico Granma, jefe de redacción de Pueblo y Cultura y del Semanario Pionero. También trabajó como guionista de documentales en el ICAIC y en la Sección Fílmica del Ejército Rebelde.

Desde 1961 perteneció al Ejecutivo de la Sección de Literatura de la UNEAC. “El caballo de coral”, su tercer libro, lo hemos leído casi toda la nueva generación de cubanos, junto a “Negrita”.

En 1976 se desempeñó como Consejero Cultural de la Embajada de Cuba en Perú, y a su regreso fue elegido Presidente de la Sección de Literatura de la UNEAC, cargo que desempeñó hasta su muerte.

Recibió innumerables reconocimientos a su obra y desempeño en la literatura. Cuentos suyos han sido traducidos a más de 12 idiomas y muchos han aparecido en antologías en diversas partes del mundo. Varios han sido llevados al teatro, al ballet y al cine.

Por muchos atributos Onelio Jorge Cardoso es considerado el cuentista nacional cubano, porque sus historias tan naturales, lo hacían sencillamente luminoso.

Foto de portada tomada de Cubadebate  

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: