Trump rompe relaciones de EEUU con OMS y se aísla más

Estados Unidos ya decidió romper con la Organización Mundial de la Salud, y según expertos en la política de ese país y de ese Presidente, el paso a seguir es centrar los esfuerzos y el dinero en la fabricación de una vacuna contra la Covid-19, que será –como era de esperar- para los adinerados que podrán pagarla.

Tales acciones se corresponden con el capitalismo salvaje estadounidense de buscar una vacuna para comercializarla, sin embargo no se tomaran medidas a favor de las personas sin trabajo, y sin techo. El pronóstico que hacen los estudiosos de la economía de los Estados Unidos no está mal pensado, pero la cuenta que no saca Trump es que esto va a complicar la reactivación de comercios, industrias, servicios, y otros, pues ese país está arrastrando la cifra de desempleo más elevada que la de la depresión de 1929, y el crecimiento de la pobreza dificultará el desarrollo en todos los sentidos.

En rueda de prensa desde la Casa Blanca donde anunció su ruptura con la OMS, Trump ha dicho que ese dinero se usará en fines más necesarios para la salud pública a nivel global, y reiteró por enésima vez que China domina a la OMS pagando solo 40 millones y los compara con los 450 millones que ingresaba Estados Unidos.

Las críticas a nivel mundial por la actuación egoísta de los Estados Unidos crecen. Jens Spahn, ministro de Salud alemán calificó como decepcionante la medida y cree que es un «serio revés para la salud mundial». 

Spahn, a través de Twitter y en varios idiomas, publicó el mensaje. En la misiva indicó que el organismo internacional necesita reformas y que estas marcarán la diferencia a futuro. Continuó explicando que el bloque de los 27 necesita involucrarse más, incluso financieramente. También aseguró que será una de las prioridades para la presidencia pro tempore del país germánico en el Consejo de la Unión Europea a partir de julio de este año. 

Trump toma sus propias providencias, cual emperador del mundo, mientras debilita su creído poder cuando mantiene al país en vilo debido a las protestas por la muerte de George Floyd, el más reciente capítulo de una serie de fallecimientos de personas de raza negra a manos de la policía en Estados Unidos.

Las manifestaciones se suceden desde Minneapolis a Nueva York y de Atlanta a Los Ángeles. Algunas derivaron en disturbios y enfrentamientos con la policía, dejando tiendas y patrullas envueltas en llamas.

Peritos de salud temen que los portadores asintomáticos del virus puedan infectar a otros durante las manifestaciones, en donde las personas caminan hombro con hombro, muchas de ellas sin mascarillas, y gritando y entonando consignas. El virus se esparce por medio de gotas microscópicas que viajan en el aire cuando las personas tosen, estornudan, cantan o hablan.

A esto se suma la apertura de playas, iglesias, mezquitas, escuelas y negocios, ahora el súbito y multitudinario descontento en Estados Unidos está generando temores de que surjan nuevos brotes del coronavirus en un país con la mayor cifra de infecciones y decesos a nivel mundial.

ST/RL

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: