Vacuna china contra el SARS-CoV-2 genera respuesta inmune

La primera vacuna contra la COVID-19 que ha alcanzado el ensayo clínico de fase 1 es segura, bien tolerada y capaz de generar una respuesta inmune contra el SARS-CoV-2 en humanos, según una investigación publicada en The Lancet.

El reporte, de elmundo.es, añade que en el estudio, desarrollado por el Instituto de Biotecnología de Pekín (China), han participado 108 adultos sanos, entre 18 y 60 años de edad, y tras 28 días ofrece resultados prometedores: la vacuna produce anticuerpos neutralizantes y respuesta de las células T contra el virus.

Todas las personas a las que se les suministró una inyección intramuscular de la nueva vacuna son de Wuhan, ciudad en la que se originó la pandemia, detalla marca.com y añade que los investigadores no han observado reacciones adversas graves, sino que apenas han desarrollado algunas leves o moderadas como fiebre, fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular.

No obstante, “se necesitan más investigaciones para confirmar si la vacuna y la respuesta inmune que provoca protegen eficazmente contra la infección por SARS-CoV-2”, pues “los resultados finales se evaluarán en seis meses”, alerta la nota de elmundo.es.

También destaca la importancia de este hito: “el ensayo demuestra que una dosis única de la nueva vacuna contra la COVID-19 que utiliza un vector adenovirus 5 (Ad5-nCoV) produce anticuerpos específicos para el virus y células T en 14 días, lo que la convierte en una potencial candidata para una investigación más a fondo» —dijo el profesor Wei Chen, responsable del estudio, quien añade que hay que ser muy cautelosos.

El científico esclareció que “los desafíos en el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19 no tienen precedentes y la capacidad de desencadenar estas respuestas inmunes no indica necesariamente que la vacuna proteja de la enfermedad”. Estos resultados —subrayó— dan una visión prometedora para desarrollar vacunas, pero estamos aún muy lejos de que esta vacuna esté disponible para todos».

Entre las más de 100 vacunas candidatas en desarrollo en todo el mundo esta —desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Pekín junto con el laboratorio chino CanSino Bio—, es una de las pocas que están en fase 1.

Otra es la del laboratorio estadounidense Moderna Therapeutics, que adelantó hace unos días resultados positivos al desarrollar cierta respuesta inmune, aunque sus resultados no han sido aún publicados”.

Según The Lancet, la nueva vacuna Ad5-nCoV evaluada en este ensayo es la primera que se prueba en humanos. “Utiliza un virus del resfriado común debilitado (un adenovirus que infecta fácilmente las células humanas, pero es incapaz de causar enfermedades) para llevar a las células el material genético que codifica la proteína S (la famosa proteína puntiaguda ‘spike’). Esas células entonces producen la proteína S y viajan a los ganglios linfáticos donde el sistema inmunológico crea anticuerpos que reconocerán esa proteína S y lucharán contra el SARS-CoV-2.

Bajo el titular: “La vacuna china gana’a la de EEUU: una revista top publica que es eficaz”, elespañol.es publica la noticia.

En la guerra por conseguir ser los primeros en desarrollar una vacuna eficaz frente a la COVID-19, dos empresas pujan con fuerza en estos primeros capítulos de la serie. Se trata de la compañía estadounidense Moderna y la china CanSino”, refiere el sitio.

La de la empresa con sede en Cambridge (Massachusetts, EEUU) se anunció hace apenas unos días como la primera vacuna eficaz ensayada en humanos que había dado resultados positivos”.

Su candidata, una vacuna basada en ARN recombinante, había demostrado ser segura en un grupo de 45 voluntarios sanos y había logrado que ocho de ellos desarrollaran anticuerpos neutralizantes frente al SARS-CoV-2 tras la administración de dos dosis del producto.

FP/RL

Foto de portada de  Zhang Yuwei/ Xinhua 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: