Vacunas contra la Covid-19 deberán ser patrimonio de la humanidad

Los 194 países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordaron que futuras vacunas contra la COVID-19 sean un bien común de la humanidad.

Al término de la 73 Asamblea Mundial de la Salud, las naciones participantes aprobaron por consenso la resolución A73, como colofón a la reunión sostenida durante dos días, en la que la actual pandemia fue punto central.

El documento constituyó una propuesta conjunta de más de 140 países, y expresa la voluntad de que no quede en manos de las farmacéuticas y sus intereses y ganancias la solución a la enfermedad que ha cobrado cientos de miles de vidas en todo el planeta.

La decisión incluye alrededor de 50 presupuestos, entre los que destaca la declaración de solidaridad con todos los países afectados por el Covid-19 y el reconocimiento de la responsabilidad fundamental de los Gobiernos en la garantía de salud para sus respectivos pueblos.

Asimismo, los miembros se pronunciaron por el reconocimiento de las futuras vacunas contra la Covid-19 como un bien común, las cuales deben ser internacionalizadas.

Medios de prensa destacaron que la resolución se declara en favor de una investigación independiente sobre el desarrollo de la pandemia, para evaluar el accionar de la OMS en la coordinación del enfrentamiento al virus.

A la par, también se registraron declaraciones de varios países, fundamentalmente, en apoyo a los esfuerzos de la OMS ante la crisis provocada por el nuevo coronavirus. Las muestras de respaldo se produjeron luego de que Estados Unidos oficializara su intención de recortar sus contribuciones a la organización.

La Unión Europea (UE), por intermedio de Virginie Battu, vocera de la diplomacia de esa organización, expresó que “es el momento de la solidaridad, no de señalar con el dedo o socavar la cooperación multilateral (…) La UE apoya los esfuerzos de la OMS”.

Nos oponemos a la quiebra de la OMS que obedecería a intereses políticos y geopolíticos de un sólo Estado, es decir, de Estados Unidos”, manifestó por su parte el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov.

A su vez, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, afirmó que Estados Unidos pretende “eludir sus obligaciones con la OMS”. “Es un error de cálculo y Estados Unidos ha elegido el objetivo equivocado”, sentenció Zhao.

OOL/RL

Foto de portada tomada de Consultor Salud 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: