Colapsa Bolivia por avance de Covid-19, de la corrupción y el desgobierno

Cumplidos 100 días de cuarentena, Bolivia reportó hasta el 24 de junio 27.487 contagios, 876 muertes y un promedio de mil enfermos por día. También cierre parcial de hospitales y laboratorios, contagio de personal sanitario, falta de insumos de bioseguridad y muertos en las calles, ante la falta de políticas y la corrupción del gobierno de facto. Así lo analiza la periodista Verónica Zapata, colaboradora del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE), publicado en el sitio brasileño Cartamaior.

En su texto dice que no se cuenta con un plan de contingencia coordinadoy hay demanda urgente de médicos especialistas y equipos de salud.Mientras, la presidenta de facto Janine Áñez no oye, o no quiere oír, los reclamos del personal de salud.También, los alcaldes solicitaron que se les gire el presupuesto correspondiente para abonar los sueldos atrasados de los médicos y piden que se amplíe el número de camas para la Covid-19, pues solo cuentan con 100 cuando se requieren 700, al menos.

Según la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (SBMCTI), en el país hay 210 médicos intensivistas y se precisa duplicar esta cifra, pero Áñez no permite la entrada de médicos cubanos. Ella misma expulsó en noviembre pasado a más 700 médicos de la Isla que colaboraban en la atención sanitaria y el desarrollo de ese sector, promovido por el Gobierno de Evo Morales, gracias a cuya gestión se construyeron más de mil hospitales, muchos ahora en desuso, al igual que las avionetas ambulancias y otros recursos.

La periodista agrega que ha habidotres ministros de Salud durante la cuarentena. El llamado “comité científico” excluyó a sociedades científicas de medicina crítica, terapia intensiva, medicina interna, infectología, neumología, pediatría y la Universidad Mayor de San Andrés. Está conformado por ocho médicos sin experiencia y cuyo presidente era el yerno de Áñez, Mohammed Mostajo, quien fungía de asesor. Implicado en el “caso respiradores”, se fugó a Estados Unidos en pleno colapso sanitario.

Sanidad prometió 500 respiradores hace tres meses, de los que llegaron 170 con sobreprecios e inservibles para pacientes críticos.Del mismo modo, el 22 de junio se compraron otros 10 respiradores que desaparecieron.

Debido a la inacción del gobierno de facto, se desconocen con exactitud  las cifras epidemiológicas, no solo porque no se realizan las pruebas masivas y hay muchas a la espera de resultados, también porque Áñez manipula información para evitar las elecciones.

Resultado de su desgobierno es que el sistema sanitario colapsó en varias regiones. En los últimos días se reportaron decenas de muertos en las calles, algunos en las puertas de los hospitales y otros en sus casas sin atención.

La periodista contrasta la alarmante situación actual de la nación con lo logrado en los 13 años anteriores. El presupuesto de salud creció de 362 millones de dólares a 2.600 millones de dólares hasta 2019. Y ahora, para colmo, Añez acusa a Evo Morales por la “herencia recibida”.

LG/RL/ Foto de portada: Reuters.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: