Covid-19: La verdad de la mentira en Estados Unidos

Por Dailenis Guerra Pérez/RL

Las altas autoridades del país norteño se concentran en mostrar una realidad inexistente con relación a los índices de contagio del nuevo coronavirus, sin embargo, otros importantes funcionarios alertan que la nación vive una situación insostenible que ya palpa consecuencias irreparables.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de EEUU, Alex Azar alertó este domingo que “la ventana se está cerrando” para activación de medidas que mantengan el coronavirus bajo control, debido a que los casos confirmados van en aumento en casi todo el país y algunos estados están lidiando con números récord de hospitalizaciones.

Durante una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN, Azar expresó: “Las cosas son muy diferentes a las de hace dos meses (…) la situación actual es muy, muy grave y la ventana se está cerrando para que podamos tomar medidas y tener esto bajo control”, indica Hispantv.

Por la otra cara de la moneda, el pasado viernes, el vicepresidente de EEUU , Mike Pence, en una conferencia de prensa realizada por el grupo de trabajo sobre el nuevo coronavirus de la Casa Blanca, el primer informe en casi dos meses; declaró que Estados Unidos había “aplanado la curva”, tergiversando así la realidad; pues en esa misma jornada la nación reportaba el mayor número de afectados en un solo día, con al menos 40 000 nuevos casos positivos.

El “aplanar la curva” se ha convertido en otra mentira evidente. Mientras la frase sonaba, 36 estados alertaban el aumento de la cifra de contagios en estados como Texas y Washington. La situación ha frenado la reapertura de la economía, incluso algunas autoridades locales se han visto obligadas a imponer algunas restricciones, con la esperanza de frenar la propagación de la pandemia letal.

La frase recibió varias críticas, como la del gobernador de Washington, Jay Inslee: “Cuando escuché al vicepresidente hablar sobre cómo las cosas son simplemente buenas, es una locura. La situación es crítica en muchos lugares de los Estados Unidos, y todas las conversaciones felices y las ilusiones del mundo no van a eliminar eso”, dijo.

Mientras tanto Donald Trump, el presidente, continúa minimizando el avance de la pandemia desde que inició el brote al que consideró como una “pequeña gripe”.

Al respecto Inslee, dijo que necesitan un presidente que se preocupe más por los vivos que por los muertos y señaló que los tuits del presidente Donald Trump han perjudicado en lugar de ayudar.

En lugar de tuitear el otro día sobre la importancia de las máscaras, tuiteó sobre los monumentos. Necesitamos un presidente que se preocupe más por los estadounidenses vivos y menos por los confederados muertos. Esto tiene un enorme impacto”, dijo el gobernador de Washington.

Sus declaraciones tienen que ver con la insistencia del mandatario neoyorquino sobre no usar mascarillas (una medida muy recomendada para evitar el contagio del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19) y su preocupación de salvar las estatuas de los esclavistas estadounidenses, lo que le llevó el viernes a firmar una orden ejecutiva que condena con la cárcel a los manifestantes que atenten contra los monumentos.

Ante tal situación, Inslee enfatizó la importancia de usar máscaras y criticó a Trump y al vicepresidente Mike Pence por sus recientes comentarios sobre la crisis, también pidió al pueblo estadounidense que use mascarillas en medios públicos interiores y exteriores a fin de controlar el brote del virus.

En ese entorno viven los norteamericanos. Escuchan lo primero que se le ocurre a su enigmático presidente, que ridiculiza su estatus con frases ilusas e irreales, como si viviera ajeno a la verdad. Trump no vive ajeno a la verdad, pero sus pantalones no tienen apretados bien los cinturones para asumir una crisis como la que vive Estados Unidos.

Mentir y hacer caso omiso es el camino más fácil que ha tomado el mandatario, mientras el país registra las mayores cifras de contagios y fallecidos en el mundo a causa de una pandemia que pudo ser obstaculizada con una buena estrategia, con organización y sentido común, palabras omisas en un sistema capitalista donde el llamado del dinero mueve los molinos y no la vida.

Foto de portada: Reuters

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: