EEUU: La guerra contra las estatuas podría borrar parte de la historia

Por Susana Tesoro.

El asesinato de George Floyd por un policía blanco  a la vista de todos en  la ciudad de Minesotta, Estados Unidos ha provocado una justa ola de protestas contra el racismo en el mundo, pero a partir de aquí se ha desatado un tendencia algo destructiva contra estatuas centenarias de personajes que tuvieron esclavos o fueron esclavistas.

Según considera Sputnik, refiriéndose a la situación en España, “habría que fijarse más en el racismo a pie de calle que en el de bloques de bronce. O sea, lo que ocurre en los bares, en los colegios, en el trato laboral o en las oficinas administrativas”.

Esta nueva modalidad de protestas nació en los Estados Unidos y se ha regado por el mundo. Más de un centenar de personas fueron detenidas en las protestas antirracistas y contramanifestaciones de ultraderecha, que produjeron repetidos ataques contra la policía de Londres por parte de hooligans y los autoproclamados protectores de estatuas y monumentos nacionales, relata Sputnik.

Bajo el argumento de que determinadas estatuas representan  «desarmonía cultural y opresión«, ya ha viajado por el planeta la idea de derribar toda estatua que se parezca al racismo.

“No abrir, racista dentro”, es el mensaje que aparece hace unos días sobre el cofre con el que se ha cubierto la estatua de Winston Churchill en Londres. El antiguo mandatario inglés era una de las dianas de los manifestantes que protestaban contra la discriminación racial.

El movimiento Black Lives Matter ha demostrado una fuerza tremenda al ser secundado en América y en Europa, debe defender los derechos de los descendientes de africanos que viven en todo el mundo y son discriminados, pero la guerra en contra de las estatuas puede que haya ido demasiado lejos.

Autoridades de varios países están en contra del derribo de la estatua, según Sputnik, la voz alzada para denunciar el racismo institucional se ha cebado, con personajes del pasado. O incluso con producciones antiguas de cine: la cadena HBO decidió eliminar de su plataforma Lo que el viento se llevó por reflejar estereotipos ofensivos hacia la comunidad negra.

Pudiera escribirse una tarja debajo de esas estatuas donde se diga por ejemplo: “Aquí se yergue la figura de ‘un hijo de su madre’ que fue racista, esclavista etc. Y la escultura fue moldeada por tal artista en tal año, donde predominaba tal movimiento artístico”. Preservar estas obras para extender sus valores culturales e históricos a las nuevas generaciones,  sería más constructivo que derribarlas. Se alzaría más alto la voz del movimiento Black Lives Matter.

Son muchos los ejemplos cotidianos a los que se enfrentan las personas pertenecientes minorías raciales o étnicas, que impiden el ejercicio de la ciudadanía en condiciones de igualdad. En España, los gitanos son tratados generalmente con desprecio. La lucha está con las personas que nos rodean en el día a día.

Estamos en medio de una pandemia, cuyos contagiados y fallecidos crecen en el mundo, la humanidad debe volcarse en cumplir las medidas de aislamiento, protegerse para así ayudarnos todos. Que los gobiernos respondan con violencia ante cualquier tipo de protesta o manifestación, es incitar al irrespeto, la indisciplina que son actitudes sociales muy importantes en estas circunstancias.

RL/ Foto de portada:  Ben Birchall/ AP. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: