EEUU: Trump retrocede ante la memoria de George Floyd

Ha transcurrido más de una semana desde que se iniciaron las protestas en EEUU por el asesinato del afro descendiente George Floyd, por un policía blanco.

La jornada del sábado 6 de junio ha sido la más concurrida de todas. Los manifestantes se reunieron en decenas de ciudades de costa a costa, mientras que el Presidente Donald Trump tuiteaba: «Acabo de dar una orden para que nuestra Guardia Nacional comience el proceso de retirada de Washington, ahora que todo está bajo perfecto control»

Las marchas de protesta contra el racismo y la brutalidad policial llenaron varias ciudades de EEUU. Decenas de miles de personas marcharon pacíficamente en escenarios muchas veces más festivos que de tensión. La manifestación más grande se realizó en Washington, mientras la Casa Blanca ha sido blindada para evitar mayores disturbios, reporta la Sputnik.

En al menos 140 ciudades de EEUU se han dado fuertes manifestaciones y violentos disturbios, por lo que en algunas de ellas se declaró el toque de queda.

Congregaciones similares se registraron en Nueva York, Miami, Chicago, Los Ángeles o Filadelfia. En Miami, las manifestaciones se ampliaron hasta el club de golf de Trump. Manifestantes pacíficos cruzaron el puente Golden Gate, en San Francisco, y el puente Brooklyn, en Nueva York. Recorrieron los bulevares de Hollywood y la calle del centro de Nashville, en Tennessee.

Pero la ira contra el asesinato de Floyd se extendió  a otros continentes con marchas en: Londres, Pretoria, París, Berlín o Sidney, entre otras ciudades.

Los grupos de protestas continúan sus reclamos, ahora con relativa tranquilidad, ya van eliminando los toques de queda en varias ciudades, pero la demanda sigue ahí, presente.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se queja de que China aprovecha los disturbios para atacar a su país.

El Presidente norteamericano afirma que la manifestación del 6 de junio en la capital estadounidense es «mucho menor» de lo previsto y destacó el trabajo de las fuerzas de orden al respecto. «La Guardia Nacional, el Servicio Secreto y la Policía de la capital han estado haciendo un fantástico trabajo. ¡Gracias!», dijo.

Según refleja Rusia Today, el presidente Trump calificó de «extremadamente incompetente» a la alcaldesa del distrito de Columbia, Muriel Bowser, y afirmó que sin la intervención de la Guardia Nacional en las calles de la ciudad para restablecer la orden durante las protestas, la política «no se habría lucido mejor» que su homólogo de Mineápolis.

Trump también reprochó al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, no haber aceptado el despliegue de la Guardia Nacional ofrecido por la Casa Blanca. Por su parte, Cuomo acusó el miércoles al Presidente de «no haber hecho nada positivo» para el estado y aumentar los impuestos «en Nueva York y otros estados demócratas».

El Presidente estadounidense con más de cien mil muertos por la Covid-19, miles de desempleados, su empecinamiento por reabrir la economía sin controlar la pandemia, y ahora el mal manejo ante el asesinato de George Floyd, pretende mostrar su autoridad tratando de aminorar la fuerza de las últimas protestas.

Semejante actitud refleja su temor a perder popularidad y por consecuencia sus votos en medio de una accidentada campaña electoral donde la suerte no ha acompañado a Donald Trump.

ST/RL/ Foto de portada: AP/ Getty Images.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: